Miércoles, 21 de Febrero 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Jugada maestra II

Por: Salvador Cosío Gaona

Jugada maestra II

Jugada maestra II

Hace un par de semanas escribí en este espacio de lo que percibí como una “Jugada Maestra” del Presidente Andrés Manuel López Obrador, para referirme a la sustitución del ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para lo cual dije: “Mueve sus piezas mientras se carcajea de los estultos que caen en sus trampas”.  

Apunté de igual forma, se trataba de un movimiento con alto grado de perversidad que consistía en enviar una terna que le sería rechazada por el Senado a sabiendas que de que la ley le permitía enviar una propuesta más y si ésta también era declinada se le conferiría la designación directa de quien ocupará el cargo de ministro en la SCJN. “Es decir, sabe que terminará eligiendo él a quien ocupará la silla vacante de Arturo Zaldívar, y en tanto se divierte y se carcajea desde su palacio”.

Y dicha elucubración ha seguido el camino anunciado. AMLO propuso a tres de sus incondicionales, lopezobradoristas obcecadas y obedientes para ocupar la vacante en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Tres mujeres cercanas a su administración y que han militado en el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena):

La terna estaba compuesta por la consejera jurídica de Presidencia, María Estela Ríos; Bertha Alcalde Luján, asesora jurídica de Cofepris y hermana de la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde; y Lenia Batres, consejera de legislación y hermana del jefe de Gobierno de Ciudad de México, Martí Batres. -Olvídese usted de aquella promesa rota de que “solo los mejores perfiles” estarían en su administración y que no habría nombramientos por amiguísimo, compadrazgos o nepotismos-.

El pasado miércoles 29 de noviembre, en una sesión que se prolongó por más de cinco horas, la terna propuesta por el Presidente fue rechazada.

“El debate en el Senado tuvo de trasfondo casi todo el tiempo la idea del Presidente de reformar el Poder Judicial. Más que la idoneidad de las tres candidatas, fuertemente criticadas por la oposición por sus vínculos con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), la discusión se centró mayoritariamente en cómo se eligen a los ministros de la Corte. Algunos senadores reclamaron la falta de carrera judicial de las tres mujeres y otros pusieron el foco en la legalidad de la participación de la consejera jurídica”.(El País 30/11/23).

El resultado no fue una sorpresa para el Presidente, sabía que ninguna de las tres mujeres cubría los perfiles que exige el cargo de ministro, que carecían de credenciales para aspirar a él, que no gozaban de respeto ni de credibilidad por parte de los mexicanos, y sabía también propiciarían el rechazo y el repudio generado entre personajes de oposición, periodistas que no le rinden a su Gobierno y entre los usuarios de redes sociales. 

Así lo advertí en mi pasada colaboración cuando escribí: “En ningún escenario real alguna de ellas tendría posibilidad de ser considerada. Y tampoco en éste. Andrés Manuel sabe que se requiere de mayoría calificada para que le validen a sus candidatas y Morena y sus aliados no alcanzan los votos requeridos”. 

“El rechazo a la terna implica que ahora el Presidente debe dar el siguiente paso. López Obrador tiene la tarea ahora de enviar una nueva propuesta de tres nombres. El Mandatario, de quererlo, podría incluir a alguna de las tres personas que incluyó en la primera lista. El Senado tiene 30 días para elegir de esa segunda tríada a la futura ministra de la Corte. Para ser elegida, la candidata deberá obtener al menos dos tercios de los votos, por lo que Morena necesita del apoyo de la oposición para nombrar a una de ellas. Pasado ese plazo, si el Senado no ha podido elegir a alguien, queda en manos del Presidente elegir a dedo a la aspirante que prefiera, que en este caso será el quinto ministro elegido en esta administración”.

Y la elegida, según se puede adelantar será Bertha María Alcalde Luján; quien es licenciada en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México y maestra por la Universidad de Nueva York. Se ha especializado en Derecho Comparado y Derecho Penal.

También se ha desempeñado como docente y asesora de instituciones de Seguridad y Justicia Penal.

De 2007 a 2015 colaboró en la reforma del Sistema de Justicia Penal. También se ha desempeñado como jefa de oficina en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

La madre de la actual secretaria de Gobernación, Bertha Luján Uranga, es ex presidenta del Consejo Nacional de Morena y su padre es Arturo Alcalde Justinianni, polémico y muy señalado abogado laboralista asesor de AMLO.

Y si el nombre le suena familiar es porque Bertha María Alcalde ya había sido materia de debate este año, al ser propuesta por el Ejecutivo como la opción para sustituir a Lorenzo Córdova como presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), aunque finalmente no quedó elegida.

Lo que se desconoce aún es si llegará con la validación del Senado de la República o lo hará favorecida por el método de la dedocracia presidencial.

La duda tiene origen en el reacomodo político o dicho de otra manera, en el brusco movimiento que generó en días pasados el polémico y no menos ridículo episodio que se registró en el jaloneo por la gubernatura de Nuevo León, siendo que el no tan nuevo ex precandidato a la Presidencia de la República, Samuel García, jugó mal sus cartas y originó uno de los capítulos más vergonzosos de la historia, no sólo de su Entidad sino del país, luego que los diputados de oposición -con quienes mantiene una férrea confrontación- se negaron a concederle la cortesía de que nombrara a un gobernador interino de su partido Movimiento Ciudadano, y no le quedó otra opción que abandonar su deseo de continuar en búsqueda de la silla presidencial y regresar a gobernar su estado, “a cuidar rancho” -como dicen popularmente-.

Todo este asunto generó la furia de la dirigencia nacional emecista y su presidente Dante Delgado anunció que el Bloque de Contención que conformaba junto con senadores del PRI, PAN y PRD había muerto. De ahí que surja la incertidumbre respecto al sentido en que su bancada votará la próxima terna que enviarán de Palacio Nacional como propuesta para llenar la silla vacante que dejó el no menos polémico Arturo Zaldívar, quien se decantó por colgar la toga y el birrete para acompañar a Claudia Sheinbaum en su aspiración de convertirse en la primera Presidenta de México.

opinión.salcosga@hotmail.com

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones