Sábado, 24 de Febrero 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La FIL, ese “cónclave conservador”

Por: Jonathan Lomelí

La FIL, ese “cónclave conservador”

La FIL, ese “cónclave conservador”

Me refiero sólo al programa político de la FIL Guadalajara. En concreto a una decena de foros, ni siquiera todos, de FIL Pensamiento, en donde se concentra más atención mediática. Ese pequeño universo entre más de 300 foros literarios y académicos, más de 600 presentaciones de libros y un centenar de actividades para profesionales, premios y homenajes. Hablo de la FIL que acuna candidatos, políticos y anima el debate público.

El Presidente, mordaz para el reetiquetado de la realidad, llamó a la FIL Guadalajara “cónclave de la derecha”.  Como toda etiqueta, la parte se toma injustamente por el todo. Sin embargo, vale reflexionar sobre el programa político de la FIL que, como cualquier selección, en este caso de temas y panelistas, implica una postura.

Destaca la presencia reiterada de un grupo de intelectuales y académicos de la Ciudad de México, herederos de un cacicazgo cultural forjado desde las postrimerías del siglo pasado: los Nexos y los Letras Libres. Durante todo el año opinan, debaten y analizan al país en la prensa nacional, foros televisivos, radio y espacios de reflexión. Siempre con una visión, si se me permite, “chilangocentrista” y ciegamente antiobradorista -a veces es divertida su incomprensión de fenómenos políticos locales. Sólo la última semana de noviembre trasladan esa gimnasia intelectual a Guadalajara (perdón si sueno federalista, pero se nos da bien por estas tierras).

Gran parte de las discusiones, ideas y temas que abordan surgen de los libros que escriben, la fraternidad intelectual que cultivan y las filias que algunos predican, incapaces de sustituir el prejuicio por el juicio.

Un ejemplo extremo, sólo por enunciar un caso, es el de cierto ex canciller en la era del PAN que francamente ignoro qué más podría añadir a su elocuente carrera como ex intelectual del statu quo y alto funcionario de un sexenio perdido.

El reclamo a la falta de pluralidad de la FIL se acentuó en este sexenio. El reproche es justo, pero en un sentido amplio, más allá de partidos políticos en el poder y oposiciones. Un foro de estas dimensiones no debe ignorar la necesidad de nuevas voces e ideas que imaginen otras rutas de salida para una casa en llamas.  

No me refiero a invitar sólo a intelectuales y políticos de la 4T, lo cual oxigenaría el contraste de ideas, sino a darle foro a una nueva generación de intelectuales, sobre todo jóvenes, que en la propia UdeG y otras universidades del país han abierto debates sobre temas urgentes: la vivienda, la desigualdad, el extractivismo y la depredación ambiental, la tercera ola feminista y la relación entre la economía globalizada y la violencia.

Con esto no sugiero que algunos sobran en la FIL sino que todos caben si la feria pluraliza su cartelera ahora que la visión política de un solo hombre ha dejado de estar a cargo. 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones