Domingo, 14 de Julio 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La Patria herida

Por: Jonathan Lomelí

La Patria herida

La Patria herida

Desde hace un año persigo esta historia. Todo comenzó después de que entrevisté a Karla Jáuregui, especialista en restauración y conservación del patrimonio. Al final, como apéndice de nuestra charla, me comentó que la Glorieta de los Niños Héroes requería una intervención urgente. 

-¿Qué tiene? 

-Le cayó un rayo a La Patria.   

La imagen me pareció simbólicamente poderosa. La rebautizada Glorieta de Las y Los Desaparecidos golpeada por un rayo: un trancazo de electricidad y calor extremo casi partió en dos la testa de La Patria. 

El monumento fue inaugurado en 1951. El conjunto escultórico es obra del artista Juan Olaguíbel, autor de la Diana Cazadora en avenida Reforma, en la Ciudad de México. 

Una crónica de la época en EL INFORMADOR refiere que los tapatíos la criticaron porque parecía “un sombrero charro”.  Otra nota de agosto de 1950 cuenta que, cuando fue inaugurada, colocaron por error el nombre de “Francisco” Montes de Oca, en vez de “Fernando”.

La obra consiste en una rotonda con dos rampas para acceder al conjunto. En el centro se alza un obelisco de 50 metros cuyo remate representa a una mujer: La Patria. En la parte baja del monumento se encuentran las esculturas en bronce de los Niños Héroes, y una inscripción: “Murieron por La Patria”.   

Intenté indagar más. En abril pasado obtuve por transparencia el diagnóstico de Obras Públicas, pero era muy escueto. Sólo señalaba que había riesgo de desprendimiento de piezas de cantera. Por eso restringieron el acceso al entorno. 

Hablé con un servidor público de la anterior gestión, pero tenía pocos detalles. Estos días Jáuregui comenzó la restauración oficial del conjunto y ayer declaró a un medio lo que me dijo hace un año: algún evento (como un rayo) impactó y calcinó la cabeza de La Patria.  

El 24 de marzo de 2018, en una marcha masiva para exigir la aparición con vida de los tres estudiantes de cine, la Glorieta de los Niños Héroes fue rebautizada por los colectivos como la Glorieta de las y los Desaparecidos 

Sin embargo, siete años antes, en marzo de 2011, Lupita Aguilar, la primera madre buscadora de Jalisco y fundadora de Fundej, se paró ante ese monumento con un cartel para demandar, junto con siete mujeres, la aparición con vida de sus familiares. 

Hay algo fascinante y poderoso en ese símbolo colectivo de nuestra ciudad.  La acumulación de cédulas que tapizan el conjunto expresa también fatiga. De 2018 a la fecha pasamos de seis a 15 mil personas desaparecidas en Jalisco. 

El relato histórico de una gesta heroica, los niños cadetes que dan su vida por La Patria, se transforma en un relato hiper actual: las y los desaparecidos, la mayoría jóvenes que también “murieron” por la Patria, pero no “para” salvarla sino “a causa de” su abandono. 

Y entonces un rayo parte en dos su testa: tenemos una Patria rota. Ahora restauramos la piedra, pero nos faltan miles para recuperarla.  

 jonathan.lomeli@informador.com.mx

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones