Jueves, 18 de Abril 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

México ante una globalización en crisis

Por: Mario Luis Fuentes

México ante una globalización en crisis

México ante una globalización en crisis

Este año habrá elecciones en una gran cantidad de países que tendrán lo que genéricamente puede denominarse como “elecciones generales”. De acuerdo con varias estimaciones, el 50% de la población mundial acudirá a las urnas en contextos de los más variados sistemas democráticos; algunos mucho más abiertos y competitivos, mientras que otros tienden más a los regímenes autoritarios que utilizan a la democracia como fachada de prácticas violentas y represoras de la población.

Para quien sea la próxima Presidenta de México, habrá un escenario internacional en el que, por un lado, se afianzarán tiranos en el poder, y en el mundo auténticamente democrático habrá nuevas administraciones de las cuales es fundamental tener un diagnóstico preciso a fin de que nuestra nación no pierda relevancia política y que esta corresponda tanto a la magnitud demográfica que tenemos a nivel internacional.

Varios de los países en que habrá elecciones son clave para las relaciones binacionales y multilaterales de nuestro país. La primera y tan obvia como importante, es la elección que habrá de llevarse a cabo en los Estados Unidos de América, la que llevará a que los nuevos gobiernos de ambos países inicien de manera prácticamente simultánea. 

Hasta ahora no tenemos claridad de cuál es la visión y propuesta de las candidatas en materia migratoria; tanto en lo que respecta a la migración internacional de nuestras y nuestros connacionales, como la migración internacional en tránsito por nuestro territorio nacional, así como de quienes tiene la intención de quedarse aquí. Habrá además elecciones presidenciales en Venezuela, El Salvador, Panamá, República Dominicana y Uruguay; mientras que en Brasil habrá elecciones municipales. 

Otros países que tendrán elecciones y que su relevancia global es de la mayor magnitud son nada menos que Rusia e India; dos de los países gobernados por mandatarios respecto de los que el Presidente López Obrador ha mostrado abiertas simpatías, pero respecto de quienes no hay mucha claridad de cuál es la percepción y estrategia geopolítica de las principales candidatas a sucederlo.

En África habrá 10 elecciones presidenciales en 10 países, en ocho de los cuales ha habido golpes de Estado o deposiciones de los anteriores mandatarios, o como en el caso de Senegal, la exigencia de elecciones anticipadas que incluso debieron haberse realizado el 25 de febrero de este 2024.

Tradicionalmente, México ha tenido una muy importante política exterior que le ha ganado un prestigio internacional relevante y ha logrado impulsar medidas de alcance planetario de gran relevancia. Sin embargo, a partir del año 2000 hemos tenido una importante serie de inconsistencias y eventos que han resultado francamente bochornosos, como ocurrió en la grosera expresión del “comes y te vas” de Vicente Fox a Fidel Castro.

En un mundo globalizado, donde además hay posturas muy poderosas que están en contra del multilateralismo que fue pensado luego de la finalización de la Segunda Guerra Mundial, pero también de algunas de las tendencias de la globalización económica y del funcionamiento de algunos sectores de los mercados internacionales, es imprescindible que, quien haya de gobernar a México del 2024 al 2030, pueda hacer valer estrictamente los principios constitucionales en la materia, y pueda construir y conducir nuevas estrategias que permitan posicionar a México en la vanguardia de agendas de interés planetario como el cambio climático, la gestión del agua, la reducción de las desigualdades, la erradicación del hambre y la pobreza, la justicia fiscal, entre otros temas cruciales.

Estamos además en un contexto internacional en que hay severos cuestionamientos a la ONU, que provienen tanto de centros de poder privado, como de varios representantes de Estados nacionales; pero también enfrentamos un escenario internacional amenazante donde proliferan con cada vez más fuerza partidos políticos xenófobos, ultranacionalistas y otros más de tintes abiertamente fascistas.

México debe seguir apostando por la solidaridad internacional, por la paz, por la solución dialogada y diplomática de las diferencias, por la defensa irrestricta de los derechos humanos, y por la condena a la violencia, los regímenes autoritarios y autocráticos, así como por alianzas globales que permitan enfrentar nuevas amenazas como el crimen organizado trasnacional.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones