Viernes, 25 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Tiempo de solemnidades

Por: Augusto Chacón

Tiempo de solemnidades

Tiempo de solemnidades

Solemnes. Si nos suscribimos como observadores de la política y la sociedad, no están los tiempos, con los sucesos de violencia y sus víctimas, directas e indirectas que cotidianamente inscribimos en el calendario, como para en público andar con gracejadas y banalidades, con todo y que el sarcasmo y el humor son vías de escape para la sensación de ahogo que nos aborda en cuanto queremos interpretar e intervenir en la realidad compartida, inevitablemente marcada por la inseguridad.

Solemnes al atestiguar la relación problemas-gobernantes, partidos-gente, campañas electorales-vida diaria. Quién en Jilotlán de los Dolores, Jalisco, troceado entre mandamases de facto y autoridades constitucionales, o en alguna de las regiones de Sonora azoladas por la sequía, puede afirmar que las pláticas diarias del presidente le llevan por lo menos consuelo (sin solemnidad: ya que los recursos de cualquier tipo están concentrados en el rubro austeridad de la partida para eso no hay) o quién puede afirmar que el mandatario electo con tanta legitimidad muestra empatía por las circunstancias acuciantes de sus gobernados, ya sean los niños sin medicinas, las y los asesinados o las mujeres; el vínculo entre los gobernantes, el presidente y muchos otros, y las preocupaciones de las y los ciudadanos, que en teoría es consustancial a la tarea de gobernar, es casi nulo, o más bien: es perceptible si se trata de autoridades municipales y se difumina en cuanto pasamos al orden estatal y se vuelve puro concepto si las broncas específicas buscan enlazarse, para su resolución, con el gobierno de la República, la vacunación contra COVID es una buena muestra. (Al margen de lo solemne: vacunación prioritaria por las mañanas en el palacio virreinal y en el aeropuerto cuando llegan los embarques “del biológico”, fatalidad de cuarta categoría entre la población beneficiaria). ¿Será necesario hacer énfasis en el distanciamiento entre los partidos y la gente? Y así, las campañas no son sino diagnóstico del ansia por acumular votos, no por inmiscuir a los comicios como principio o recomienzo de la atención a las dificultades de toda índole que aquejan a los habitantes de México.

¿Será necesario hacer énfasis en el distanciamiento entre los partidos y la gente? Y así, las campañas no son sino diagnóstico del ansia por acumular votos

Solemnes, a pesar de que la clase política, sus integrantes más conspicuos y los que aspiran a ser miembros, es la tragicomedia nacional; salvo que la risa ante a sus desfiguros es también respecto a nosotros mismos, por no llorar. Qué piensa el presidente sobre sus responsabilidades y más: qué clase de personas, viviendo de cuál modo, son las que pueblan su imaginario para que el día de la madre decida que, en lugar de sus charlas -presunta evidencia de su honestidad y transparencia- una cantante dé un recital. ¿Eugenia León creyó que su acto fue significativo para alguien más que el presidente? (Sin solemnidades: en una parte del país eran las cinco de la mañana; en otras, la crisis económica diaria no está para sintonizar ocurrencias; por allá la falta de agua es un cataclismo, y en otros de los más allá que forman el país ajeno al Zócalo, el amanecer, por muy día de la madre que sea, impone la obligación de asomarse por la ventana para saber de qué lado de la calle soplan las balas, tras cuál esquina se parapeta el malviviente que cambiará la vida de las infortunados que no tienen acceso a ejercer su derecho a la seguridad). Sí, el festejo a las madres fue intenso entre la mayoría, gozoso, nada solemne a pesar de los males que lastran la rutina, pero en todo caso lo fue por una opción de la libertad personal, no por una dádiva televisada del Jefe del Estado mexicano.

Solemnes. Tres cosas son indispensables para que los humanos podamos hacer todo lo demás que hacemos además de existir: oxígeno, alimentos y agua; en una de las metrópolis importantes de Latinoamérica, Guadalajara, que cuenta con instancias de planeación dedicadas a pensarla, muchas, muchos tienen que conformarse con algunos litros de ella al día porque las autoridades, luego del temporal de lluvia de 2020, no vieron venir el problema y más: ya con la bronca plenamente instalada en las casas del norte de la urbe, oficialmente en 159 colonias, la población no ha recibido información constante a través de los medios que le son habituales, los que considera suyos, sobre lo que toca esperar y le corresponde hacer. Para que las cubetas colgantes de las manos de los tapatíos reciban agua, el gobierno dispuso cisternas ambulantes e hizo un acuaférico que, en el papel reseco de los planos y los discursos, paliaría buena parte de la escasez, alcanzará para alivio de diez colonias. (Desde el mirador antisolemne citar al escritor Jorge Luis Borges es adecuado: “creo que con el tiempo mereceremos no tener gobiernos”).

Tres cosas son indispensables para que los humanos podamos hacer todo lo demás que hacemos además de existir: oxígeno, alimentos y agua

En una de las capitales destacadas del mundo, Ciudad de México, ciertas obras parecen hacerse intencionalmente mal, luego se derrumban y hay quienes mueren; el principal instigador de la Línea 12 del Metro (el más reciente fiasco de la ingeniería al servicio de los políticos) el canciller, en realidad Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, luego del accidente se puso a disposición de las autoridades. Cómo tomar la actitud de él y de tantas y tantos cómo él, sino con la solemnidad sarcástica que tiene algo, ojalá, de corrosivo: investígame, autoridad, ándale, nomás date cuenta que soy parte del gabinete y amigo del presidente; confórmense los procuradores de justicia, la opinión pública, las víctimas y la vergüenza, con que el aludido tuvo que sacrificar su gesto de presidenciable para alojar en su respetadísima solemnidad un dejo sombrío y adusto, la ocasión lo ameritaba y además, como tal vez piensan tantos más, eso es suficiente para expiar su culpa.

Solemnes. Recientemente, en el área metropolitana de Guadalajara, once albañiles y un niño acribillados, tres jóvenes raptados en su casa y asesinados después, aparentemente porque sí, o más bien: por qué no, si quienes deben impedirlo están entretenidos ensayando los gestos que publicarán.

agustino20@gmail.com

Coronavirus

Temas

Lee También