Miércoles, 17 de Julio 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Un recuerdo del Malasangre

Por: Carlos Enrigue

Un recuerdo del Malasangre

Un recuerdo del Malasangre

Me sigue entristeciendo recordar el cierre de uno de los centros culturales de mayor calado en esta ciudad y al que tuve la fortuna de asistir varias veces como invitado y otras muchas, como asistente voluntario a leer y a escuchar poesía, ya que me acuerdo de noches enteras en que no sé bien si invitados o espontáneos mostraban sus letras, las que siempre eran escuchadas y comentadas.

Fundado por Indira Rendón y Ricardo Alemán, pintores ambos, para convertirse en un centro cultural en la calle 8 de julio, entre Miguel Blanco y Libertad, donde una cortina en que pintaron una representación del rostro de Edgar Allan Poe invitaba a veladas de poesía y música, que yo ignoro si eran por invitación o por voluntad de quienes lo hacían.

Dentro había un intento de mobiliario, del que difícilmente encontrabas un par de sillas o mesas iguales, y se servían cervezas y refrescos a quienes solicitaban; pero cuando menos a mí nunca me presionaron para consumir y hubo ocasiones en que lo hice y veces en las que no, pero siempre fui amablemente recibido, sensación que teníamos muchos de los que íbamos, todos nos sentíamos vinculados como creadores.

No sé si los músicos y pintores tenían la misma percepción que quienes escribíamos, y teníamos un sitio para leer y escuchar poesía, aunque supongo que sí porque, entre otros tantos, recuerdo con mucho afecto a un pintor cuya obra he seguido desde hace años: Chava Rodríguez y Rayo, su mujer, quienes eran asistentes frecuentes y muchas obras de Chava se exhibían ahí.

Además, en una pared del sitio había un gran mural, obra de Indira, de personas que después supe que eran asistentes y amigos, y al que muchos se referían como “Los aferrados”, cuyo destino no sé cuál fue.

Una vez me invitaron, con un par de jóvenes, a ser jueces en un concurso de poesía; lo que recuerdo es que quedé personalmente impresionado de la calidad de ésta, que se estaba escribiendo en nuestra ciudad y que me impresioné tanto que pedí al editor de nuestro diario El Informador que publicara esas poesías, que a mí y a muchos nos parecían tener la calidad para aparecer publicadas; por desgracia no recuerdo la fecha, si no, los remitiría a ellas.

Pues infortunadamente tuvo que cerrar y con ello se perdió uno de los más importantes sitios culturales que recuerdo, dejando en la memoria de muchos, maravillosos recuerdos. Incluso se publicó un libro al respecto, donde en 2016 recrean el sitio Miguel Méndez Bernal, María del Rayo, Enrique G. Gallegos, Sergio Fong, Gustavo García Hernández y en éste se publicó mucha poesía de Mavi Robles-Castillo, de Miguel Ángel Avilés, Juan Cervantes, Dante Medina, Miguel Ángel Hernández Rubiol, Renata Armas, Mauricio Ramírez, Juan Marcos Chávez y Víctor Hugo Ábrego.

Un fragmento de ese texto está escrito por Jehú Hernández, poesía de Marco Antonio Gabriel y Mario Z. Puglisi, junto con otros muchos poetas, lo que convierte a esta obra en un valioso testimonio de un sitio memorable.

@enrigue_zuloaga
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones