Martes, 16 de Abril 2024

Encuentran piezas sueltas en aviones Boeing 737 Max 9

Tornillos sin ajuste y problemas de instalación, entre las primeras observaciones en las aeronaves

Por: El Informador

Autoridades de aeronáutica de Estados Unidos revisan el avión que tuvo el siniestro en Oregón luego de despegar. EFE

Autoridades de aeronáutica de Estados Unidos revisan el avión que tuvo el siniestro en Oregón luego de despegar. EFE

United Airlines dijo que ha encontrado tornillos sueltos en sus aviones Boeing 737 Max 9, el modelo inmovilizado por las autoridades después de que el pasado sábado uno de los aparatos, operado por Alaska Airlines, perdiera parte del fuselaje en pleno vuelo.

“Desde que empezamos las inspecciones preliminares el sábado, hemos encontrado casos que parecen estar relacionados con problemas de instalación en el panel de la puerta: por ejemplo, tornillos que necesitaban ajuste adicional”, indicó la aerolínea United en un breve comunicado a medios.

“Estos hallazgos serán remediados por nuestro equipo de Operaciones Técnicas para poner al avión de nuevo en servicio con seguridad”, agregó.

United Airlines es el mayor operador de Boeing 737 Max 9, con 79 de estos aviones en su flota, mientras que Alaska Airlines, que de momento no ha hecho comentarios sobre ninguna inspección, tiene 65.

El aparato de Alaska Airlines que sufrió el incidente el sábado perdió a casi cinco mil metros de altura el panel con el que se había sellado un hueco diseñado para alojar una puerta adicional de emergencia, una medida habitual en aviones que realizan trayectos con poca densidad de pasaje.

El avión se vio obligado a volver a la ciudad de Portland (Oregón), de donde había despegado, pocos minutos después de alzar el vuelo, sin que se produjeran heridos graves.

La autoridad federal de aviación (FAA, en inglés) ordenó inmovilizar de inmediato todos los 737 Max 9 con la misma configuración que la del avión de Alaska Airlines para realizar inspecciones, y ayer Boeing envió las instrucciones para llevarlas a cabo.

La medida, adoptada también por la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA), no afecta a ninguno de los aviones de la compañía en Europa, ya que los Boeing 737 Max 9 que operan en el espacio comunitario cuentan con una configuración distinta.

En total hay 215 de estos aviones en servicio en todo el mundo, y además de United y Alaska Airlines, los tienen en sus flotas la panameña Copa Airlines, Aeroméxico, Iceland Air, Turkish Airlines y FlyDubai.

“Tapón” de puerta, posible causa

Los investigadores dijeron que encontraron la pieza del fuselaje que se desprendió del Boeing que volaba sobre Oregón, y esperan que brinde evidencia física sobre qué falló.

El enorme agujero en un costado de la aeronave de Alaska Airlines se abrió en el sitio donde el fabricante Boeing colocó un “tapón” para cubrir una salida de emergencia que la aerolínea no utiliza.

Estos tapones se encuentran en la mayoría de los Boeing 737 Max 9. La Administración Federal de Aviación ha obligado temporalmente a esos aviones a permanecer en tierra hasta que se sometan a inspecciones del área que circunda al tapón.

Algunos Boeing 737 de mayor tamaño tienen salidas de emergencia en los fuselajes detrás de las alas para cumplir un requisito federal, según el cual los aviones deben estar diseñados para que los pasajeros puedan evacuar en 90 segundos, incluso si la mitad de las salidas están bloqueadas.

Cuanto más asientos de pasajeros tenga un avión, más salidas requiere.

Algunas compañías, incluidas Lion Air de Indonesia y Corendon Dutch Airlines, llenan sus Max 9 con más de 200 asientos, de modo que deben tener salidas de emergencia adicionales. Sin embargo, Alaska Airlines y United Airlines configuran sus 737 Max 9 para tener menos de 180 asientos, por lo que los aviones no necesitan las dos salidas en el centro de la cabina para cumplir con las reglas de evacuación de Estados Unidos.

En Alaska y United -las únicas aerolíneas estadounidenses que tienen Max 9- esas salidas laterales cercanas a la parte trasera del avión son sustituidas con un tapón permanente del tamaño de una puerta de emergencia.

Agencias

Caen las acciones en Dow Jones

El gigante aeroespacial Boeing lastraba ayer al Dow Jones de Industriales en la Bolsa de Nueva York, mientras continúa la investigación del incidente con el avión 737 Max 9 que perdió parte de su fuselaje en pleno vuelo.

La empresa, que sobre las 14:00 horas locales registraba una caída de alrededor del 7% en sus acciones, era de lejos el principal lastre del índice, que engloba a las 30 mayores compañías de Estados Unidos.

Mientras, los responsables de Boeing enviaron las instrucciones para llevar a cabo las inspecciones de sus aviones ordenadas por la autoridad federal de aviación (FAA, en inglés).

En un mensaje a los empleados compartido, Boeing animó a todos sus trabajadores a participar en una charla virtual sobre seguridad con el director ejecutivo de la compañía, Dave Calhoun, que tendrá lugar hoy, y a tomar parte en un taller ayer en la fábrica de Renton, que fabrica los 737 Max 9.

Dave Calhoun, el CEO de Boeing, lleva tiempo tratando de asegurar a los inversores que la empresa ha vuelto al buen camino después de una serie de incidentes y problemas de producción agravados por la pandemia.

Pero los más graves fueron dos accidentes con aviones Boeing 737 Max 8, uno en Indonesia en 2018 y otro en Etiopía en 2019, en los que murieron 346 personas.

EFE

Regresarán sólo si son seguros: FAA

El regulador de seguridad aérea estadounidense advirtió que 171 aviones Boeing 737 Max 9 permanecerán en tierra hasta que se compruebe que son seguros, tras el accidente ocurrido en un vuelo de Alaska Airlines.

La Administración Federal de Aviación (FAA) solicitó “una inspección inmediata de algunos aviones Boeing 737 Max 9 antes de que puedan volver a volar”, indicó la agencia en la red social X.

La agencia reguladora informó que esta directiva afecta a cerca de 171 aviones en todo el mundo y que cada inspección tomará entre cuatro y ocho horas.

“Hemos inmovilizado los aviones afectados y permanecerán inmovilizados hasta que la FAA considere que son seguros”, dijo la administración en una declaración difundida en X.

La decisión afecta sobre todo a los vuelos en Estados Unidos. La gran mayoría de los Boeing 737 Max 9 utilizados en Estados Unidos son operados por United Airlines y Alaska Airlines.

En América Latina, la panameña Copa Airlines y Aeroméxico también decidieron inmovilizar aviones del mismo modelo para someterlos a inspecciones. Alaska inmovilizó 65 aviones y anunció que había cancelado 163 vuelos, 21%. United ha inmovilizado 79 aviones, y dijo que había cancelado 230 vuelos, o 8% de sus salidas programadas. Aeroméxico tiene 19 aviones B737 Max 9 y Copa inmovilizó 21 aparatos.

También Turkish Airlines dejó en tierra cinco aeronaves de su flota. Icelandair, de Islandia, afirmó que ninguno de sus 737 MAX 9 presenta la configuración de avión especificada en la orden de inmovilización de la FAA.

La Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA) está siguiendo el planteamiento de la FAA, pero se espera que las interrupciones de los vuelos en el continente sean mínimas, informó la cadena BBC News.

Las unidades del Max 9 estarán en tierra hasta que concluya la investigación. EFE

Revisiones afectan operaciones nacionales

La revisión de los aviones con motores Pratt y Whitney, así como la puesta en tierra de los aviones Boeing 737 Max 9, luego del incidente de Alaska Airlines en donde se desprendió una puerta en pleno vuelo, están afectando las operaciones de Volaris y Aeroméxico.

Volaris tendrá que revisar 56 aviones Airbus NEO durante los primeros meses del año, por lo que ha reducido sus operaciones aéreas en México.

La aerolínea transportó 4.6% menos pasajeros en diciembre, con todo y que es la temporada más alta para las aerolíneas, por la revisión de los motores.

El 31 de octubre, Volaris tuvo que despedir a 200 personas para mitigar las afectaciones derivadas de esta situación.

La aerolínea ya pidió una compensación al fabricante de motores por cada avión que deba retirar de su flota en el marco de las inspecciones obligatorias en curso.

Por su parte, Aeroméxico informó que suspendió las operaciones de 19 aviones Boeing 737 Max 9 después de que la Administración Federal de Aviación en Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) decidió dejar en tierra estas aeronaves.

Esto afectó a 83 vuelos de Aeroméxico: 13 durante el 6 de enero; 53 durante el 7 de enero y ayer  se suman otros 17 vuelos afectados.

Aeroméxico mencionó que la inspección de la flota Max 9 concluirá a la mayor brevedad para continuar con las operaciones programadas y trabajan en coordinación con Boeing, así como con las autoridades competentes.

Actualmente, hay 215 aviones Max 9 en operación en todo el mundo y las aerolíneas con la mayor flota de estos aviones son United Airlines y Alaska Airlines.

El Universal 

Smartphone se salva de caída

Una caída desde casi cinco mil metros y sigue funcionando. Es la historia de un teléfono móvil que cayó desde el Boeing de Alaska Airlines que se abrió en pleno vuelo el viernes en Estados Unidos y que indignaría a cualquiera que ha visto su celular romperse a solo un metro del suelo.

Un internauta contó en X, antes Twitter, que había encontrado un iPhone en el arcén de una carretera cerca de Portland, en el estado de Oregón, en el que en la pantalla se podía ver un correo electrónico de la aerolínea sobre el equipaje.

“Todavía en modo avión, con la batería medio llena”, escribió Seanathan Bates en X, fascinado por haber encontrado un dispositivo que había “sobrevivido a una caída de unos cinco mil metros perfectamente intacto”.

AFP

Volaris cuenta con 56 aviones Airbus NEO que serán llevados a revisión. ESPECIAL

El modelo de la polémica en el aire

Los aviones Boeing 737 Max 9, del fabricante Boeing Commercial Airplanes, son aparatos modernos que la empresa lanzó para competir con los Airbus A320 y A321. Con bajos costos de mantenimiento, de inmediato despertaron el interés de las aerolíneas y la Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA, por sus siglas en inglés) los certificó el 9 de marzo de 2017.

Sin embargo, dos accidentes, uno en octubre de 2018 y otros cuatro meses después, despertaron dudas y la decisión de la FAA de suspender sus vuelos. El 18 de noviembre de 2020, la administración los recertificó y levantó el veto, pero apenas iniciar 2024, han sido suspendidos de nueva cuenta, en medio de dudas sobre su seguridad.

El primer vuelo de un Boeing 737 Max se realizó en 2016; la empresa anunció con bombo y platillo esta nueva generación de aviones con motores más eficientes, de mayor empuje, con modificaciones en el fuselaje, con bajos costos de mantenimiento. Estas características lo convirtieron en uno de los más vendidos de la historia. Hasta marzo de 2019, había más de cinco mil pedidos.

Los Boeing 737 Max tienen capacidad para transportar hasta 220 pasajeros. Hasta antes de la nueva suspensión, había 215 aviones Max 9 en servicio en el mundo, de acuerdo con datos de la empresa Cirium, especializada en análisis de la industria de la aviación. La mayor parte de la flota (casi una tercera parte) fue adquirida por las aerolíneas United Airlines (79) y Alaska Airlines.

El Universal 

Desde 2016 la aeronave está en servicio. ESPECIAL

CT 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones