Miércoles, 24 de Julio 2024

“Claro que me declararé no culpable”: Donald Trump

Acusan al ex presidente de Estados Unidos de 37 delitos federales en medio de su actual campaña presidencial

Por: El Informador

El ex presidente de EU y candidato presidencial para 2024 habla durante una capacitación de liderazgo voluntario, en un centro comunitario de Iowa, el 1 de junio de 2023. AFP

El ex presidente de EU y candidato presidencial para 2024 habla durante una capacitación de liderazgo voluntario, en un centro comunitario de Iowa, el 1 de junio de 2023. AFP

El ex presidente Donald Trump afronta 37 cargos criminales por el manejo de documentos clasificados que se llevó a su mansión de Florida - Mar-a-Lago- tras abandonar la Casa Blanca, según la acusación del Departamento de Justicia de Estados Unidos (EU) que se difundió ayer. Lo anterior ocurre en medio de su campaña para las elecciones primarias republicanas con vistas a regresar a la presidencia de EU en 2024. El próximo martes, 13 de junio, el ex presidente deberá comparecer en los tribunales federales de Miami.

Se le acusa de retención ilegal de secretos del Gobierno, obstrucción a la justicia y conspiración, entre otros delitos, según los documentos judiciales publicados oficialmente ayer, un día después de que Trump informase que “la caza de brujas más grande de la historia” se había trasladado a Florida.

Ante las acusaciones, Donald Trump aseguró que “claro que me declararé no culpable de los cargos que se me imputan” por el mal manejo de documentos clasificados.

Por su parte, el fiscal especial Jack Smith, a cargo de la investigación, dijo ayer que la ley se aplica para todo el mundo y que buscará un juicio rápido “de acuerdo con el interés público y los derechos de los acusados”.

También, le pidió al público que lea el documento de la acusación para comprender “el alcance y gravedad de los delitos imputados”.

La Fiscalía alega que Trump “se esforzó por obstruir las investigaciones del FBI y del gran jurado y ocultar la retención de documentos clasificados”.

Según el documento de 49 páginas, los delitos más graves que se le imputan, como obstrucción a la justicia y conspiración, están penados con un máximo de 20 años de cárcel y multas de hasta 250 mil dólares; mientras que los menos graves, como conspiración para ocultar, con cinco años de cárcel y la misma sanción económica.

Además de Trump, también está imputado Walt Nauta, un asistente militar que trabajó para él durante su mandato como presidente (2017-2021) y fue visto moviendo cajas con documentos oficiales en Mar-a-Lago.

Para la investigación se conformaron dos grandes jurados, uno en Washington, y otro en Miami, que desde el 19 de mayo hasta el pasado miércoles han escuchado testimonios de personas relacionadas con el manejo de los documentos oficiales que Trump tenía en su casa sin autorización, algo que es ilegal en Estados Unidos.

Cabe señalar que Biden también es investigado por presunta retención indebida de documentos clasificados de cuando era vicepresidente en la administración de Barack Obama. Pero a diferencia de Trump, Biden ha cooperado plenamente con la justicia para esclarecer el caso.

Agencias

 

Telón de fondo
Documentos secretos hasta en el baño

Los fiscales y el escrito acusatorio señalaron que “los documentos clasificados que Trump conservaba en cajas incluían información sobre las capacidades de defensa de Estados Unidos y de países extranjeros” y “sobre los programas nucleares” estadounidenses. Su potencial “difusión habría puesto en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos”. 

Así mismo, Trump se quedó con documentos de varias ramas de inteligencia del Gobierno estadounidense, incluida la CIA, el Departamento de Defensa, la Agencia de Seguridad Nacional, los departamentos de Energía y de Estado.

Trump retuvo documentos relacionados con la defensa nacional que estaban clasificados en los niveles más altos, y algunos eran tan confidenciales que requerían un manejo especial, según la acusación.

Cabe señalar que Walt Nauta, asistente de Trump, encontró documentos clasificados en diciembre de 2021 que se habían derramado de las cajas en el piso de la sala de almacenamiento en Mar-a-Lago.

Nauta le envió un mensaje de texto a otro empleado de Trump: “Abrí la puerta y encontré esto”, incluidas dos fotografías de los documentos derramados. Al menos una de las fotografías, mostradas en la acusación, contenía información clasificada.

El ex mandatario almacenó documentos “en un salón de baile, un baño y una ducha, un espacio de oficina, su dormitorio y una sala de almacenamiento”.

Una foto incluida en el expediente judicial muestra unas 30 cajas en un baño hacinadas alrededor de un inodoro y junto a una ducha con un candelabro colgando encima.

Una foto incluida en el expediente judicial muestra 30 cajas con documentos secretos, en un baño, hacinadas alrededor de un inodoro. AFP

Cambios en el equipo legal

Dos de los abogados de Trump, Jim Trusty y John Rowley, dimitieron ayer y ahora estará representado por Todd Blanche, que ya formaba parte de su equipo legal y otros abogados que se sumarán “en los próximos días”.

El ex presidente afirma ser “inocente” y dice que el objetivo de esta acusación en la justicia federal es “dañar su reputación” para impedir que gane las elecciones de 2024.

“Colusión”, “interferencia electoral” y “engaño” son las palabras que Trump repitió a lo largo de un video publicado el jueves por la noche, en el que acusó al presidente, Joe Biden, que busca la reelección, de estar detrás de todo.

Este nuevo procesamiento, el primero por delitos federales a un ex presidente en Estados Unidos sigue a la imputación de Trump en un tribunal no federal de Manhattan (Nueva York) en marzo pasado por los pagos irregulares para silenciar a la actriz porno Stormy Daniels durante la campaña presidencial de 2016.

Ahora está de nuevo en campaña y tiene mítines programados en Carolina del Norte y Georgia para este fin de semana.

Cabe señalar que varios de sus rivales en las primarias, incluido el gobernador de Florida, Ron DeSantis, y el resto de las principales figuras del Partido Republicano han cerrado filas en defensa de Trump tras conocerse el nuevo caso judicial contra él.

El ex presidente inclusive “presumió” los documentos

Los fiscales señalaron que Trump le mostró a un escritor, a un editor y a dos miembros de su personal que carecían de autorización de seguridad una copia de un “plan de ataque” que, según una grabación de Trump, describió como “altamente confidencial”.

En segunda instancia, Trump mostró a dos miembros de su comité de acción política, ninguno de los cuales tenía autorización de seguridad, un “mapa clasificado relacionado con una operación militar”, alega la acusación.

Ambos incidentes ocurrieron en el club de golf de Trump en Nueva Jersey, lo que significa que los documentos habrían sido transportados ahí desde Florida.

Después de que los federales lo citaron para su devolución, supuestamente le dijo a uno de sus abogados:

“No quiero que nadie mire, no quiero que nadie mire en mis cajas, realmente no quiero, no quiero que mires en mis cajas”, dijo Trump, como se relata en la acusación, que cita cómo uno de los abogados había “memorizado” la conversación.

La acusación en contra de Trump también añade una conversación en la que el ex mandatario dijo: “Bueno, ¿qué pasa si nosotros… qué sucede si simplemente no respondemos en absoluto o no jugamos a la pelota con ellos?”.

Además, según la acusación, Trump también sugirió “que su abogado oculte o destruya los documentos solicitados por la citación del Gran Jurado”: “¿No sería mejor si les decimos que no tenemos nada aquí?”.

Finca Mar-a-Lago, casa en Palm Beach, Florida, del ex presidente estadounidense Donald Trump. AFP


Voz del experto
Alfonso Aguilar, analista político republicano

Tierra de Trump

El ex presidente deberá comparecer en los tribunales federales de Miami para la lectura de los cargos, el próximo 13 de junio.

“Va a haber muchos simpatizantes allí. Florida es tierra de Trump”, comenta el analista político republicano Alfonso Aguilar, uno de los que considera que “a la larga, como en el caso de Nueva York” (el caso de los pagos a Stormy Daniels), este procesamiento va a beneficiar al ex presidente en su campaña.

De acuerdo con varios medios, la jueza federal que va a supervisar el caso, al menos al principio, es Aileen Cannon, nombrada por Trump.

Cannon fue la que, al principio del caso, aceptó una petición de los abogados de Trump para que fuera un perito especial quien revisara el material incautado en Mar-a-Lago, que incluía un centenar de documentos clasificados, y nombró al veterano juez de Nueva York Raymond Dearie para que se encargara de la tarea.

Pero en diciembre de 2022 debió dar marcha atrás y anular la decisión por un fallo de la Corte de Apelaciones del Undécimo Circuito de Estados Unidos, que dio la razón al Departamento de Justicia.

Aunado a lo anterior, según el analista, la base republicana se va a poner del lado de Trump y también muchos demócratas moderados e independientes, porque, a su juicio, es “obvio” que es “un caso político” contra el “principal oponente” del actual presidente y candidato a la reelección.

“La gente está muy molesta”, subrayó el analista y vicepresidente senior y director político del grupo de medios en español Americano Media.

Toma nota
Uno a uno, los cargos en específico

  • 31 cargos por retención deliberada de información de defensa nacional
  • Un cargo por conspiración para obstruir la justicia
  • Un cargo por retención de un documento o registro
  • Un cargo por ocultar de forma corrupta un documento o registro
  • Un cargo por ocultar documentos en una investigación federal
  • Un cargo de declaraciones y representaciones falsas
  • Un cargo por investigación y un plan para encubrir

“¡Ha hecho un trabajo fantástico!” 

Walt Nauta, asistente del ex mandatario Donald Trump, también fue acusado por el caso de los documentos clasificados, indicaron medios de Estados Unidos. Nauta fue señalado por el mismo gran jurado en Florida que Trump, de acuerdo con las fuentes. 

Sobre las acusaciones en contra de Nauta Trump respondió en sus redes sociales que “están tratando de destruir su vida, como la vida de tantos otros, con la esperanza de que diga cosas malas sobre ‘Trump’. Es fuerte, valiente y un gran patriota. ¡El FBI y el Departamento de Justicia son corruptos!”, reportó CNN.

La participación de Nauta en el movimiento de cajas de material clasificado en la residencia de Trump en Florida había sido objeto de escrutinio de los investigadores.

Nauta, con la ayuda de un trabajador de mantenimiento en Mar-a-Lago, movió las cajas antes de que el FBI ejecutara una orden de allanamiento en la propiedad de Palm Beach en agosto pasado.

Los investigadores obtuvieron imágenes de vigilancia que mostraban a Nauta y al trabajador moviendo cajas de documentos clasificados por el complejo. 

De hecho, Nauta había hablado con los investigadores repetidamente en la investigación, al principio diciéndoles que no había manipulado cajas ni documentos confidenciales en Mar-a-Lago.

Pero una vez que se entregó el video de vigilancia, Nauta cambió su historia y, después de cambiar de abogado, el asistente dejó de hablar con los investigadores el otoño pasado.

Trump elogió a Nauta en una publicación de Truth Social, al escribir que era un veterano de la Marina “que sirvió con orgullo conmigo en la Casa Blanca, se retiró como jefe principal y luego pasó a la vida privada como asistente personal”.

“¡Ha hecho un trabajo fantástico!” finalizó Trump.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones