Domingo, 14 de Julio 2024

Iraq, 20 años después de la invasión de EU

Aunque el país logró establecer una apariencia de normalidad, sigue enfrentado a inmensos desafíos como, entre otros, la inestabilidad política, la pobreza y la corrupción

Por: AFP .

Iraq, un rico productor de petróleo, sigue traumatizado por los años de conflicto y violencia sectaria que siguieron a la operación lanzada el 20 de marzo de 2003. AFP / A. Al-Rubaye

Iraq, un rico productor de petróleo, sigue traumatizado por los años de conflicto y violencia sectaria que siguieron a la operación lanzada el 20 de marzo de 2003. AFP / A. Al-Rubaye

Iraq conmemora hoy lunes el vigésimo aniversario de la invasión liderada por Estados Unidos que derrocó al dictador Sadam Husein, pero no hay prevista ninguna celebración en un país que, pese a una apariencia de normalidad, ve el futuro con temor.

Este país -un rico productor de petróleo- sigue traumatizado por los años de conflicto y violencia sectaria que siguieron a la operación lanzada el 20 de marzo de 2003.

Aunque el país logró establecer una apariencia de normalidad, sigue enfrentado a inmensos desafíos como, entre otros, la inestabilidad política, la pobreza y la corrupción.

El vecino Irán, un país de mayoría chiita y que es la némesis de Estados Unidos, ahora tiene mucha influencia local, dado que la población chiita quedo liberada del yugo que sufrió durante el régimen de Husein, que era sunita.

El gobierno no tiene planeado ningún evento y en las calles de Bagdad, las personas parecían más preocupadas de la llegada del mes de ayuno del Ramadán, esta semana.

"Es un recuerdo doloroso" para el país, dijo Fadhel Hassan, un estudiante de periodismo de 23 años. "Hubo mucha destrucción y demasiadas víctimas".

La invasión estadounidense fue ordenada por el presidente republicano George W. Bush en un contexto marcado por los ataques del 11 de septiembre de 2001 lanzados contra Estados Unidos por el grupo yihadista Al Qaeda.

Bush - que contó con el apoyo del entonces primer ministro británico Tony Blair y el jefe del gobierno de España, José María Aznar - argumentó que Husein suponía una amenaza mayor y estaba desarrollando armas de destrucción masiva, pese a que nunca se encontró ninguna.

Sucesión de conflictos en Iraq

La invasión ejecutada por 150 mil soldados estadounidenses y 40 mil combatientes británicos logró derrocar en tres semanas al gobierno de Sadam Husein y el 9 de abril las fuerzas invasoras tomaron el control de Bagdad.

En todo el mundo, las cadenas de televisión transmitieron imágenes de los soldados estadounidenses derribando una estatua de Husein en Bagdad.

Un poco más tarde, Bush declaró "misión cumplida", pero la invasión dejó desórdenes, saqueos en las calles y un caos que se agravó por la decisión estadounidense de disolver el Estado iraquí, el partido gobernante y el ejército.

Para el momento de la retirada de las tropas estadounidenses la guerra dejó más de 100 mil civiles iraquíes muertos, con cuatro mil 500 fallecidos del lado estadounidense, según la organización Iraq Body Count.

La invasión marcó el inicio de los periodo más sangrientos de la historia de Iraq, que primero sufrió una guerra civil entre 2006 y 2008 y luego padeció la ocupación de una parte de su territorio por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Los sucesivos gobiernos "han fracasado en la lucha contra la corrupción", lamentó Abas Mohamed, un ingeniero de 30 años que vive en Bagad. "Vamos de mal en peor. Ningún gobierno ha dado nada al pueblo", afirmó.

OF

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones