Miércoles, 25 de Mayo 2022

“Creía que las vacunas anticovid eran artimañas, pero quedé en shock”

Jorge, abogado tapatío de 53 años, pasó de querer demandar a las farmacéuticas y a las autoridades, a aplicarse la vacuna por convicción

Por: Evelyn Olvera

Jorge Avelar decidió vacunarse en septiembre del año pasado. ESPECIAL

Jorge Avelar decidió vacunarse en septiembre del año pasado. ESPECIAL

Jorge Avelar, abogado penalista tapatío de 53 años, deseaba  demandar, junto con un grupo de juristas, a las farmacéuticas y a las autoridades por crímenes de lesa humanidad, pues pensaba que las vacunas eran sólo “artimañas” para mantener controlada a la sociedad civil.

“No creía en las vacunas por tanto que había leído y escuchado sobre ellas y porque veía gente cercana que se contagiaba y yo no. Era escéptico porque viajo demasiado y creí que uno creaba anticuerpos y posiblemente ya no afectaba el virus”.

“Tenemos un grupo de abogados y estábamos queriendo demandar a los laboratorios y al gobierno por lesa humanidad, íbamos contra Hugo López-Gatell y todos ellos, porque veíamos que las vacunas eran un tipo de artimañas”.

  • El primer encuentro con el COVID

El primer golpe del COVID-19 le llegó cuando se infectó su esposa en septiembre de 2020 y “se enfermó de muerte”, compartió.

“Dimos una noche mexicana el 16 de septiembre y me dice ‘me siento muy mal’, la llevo a la clínica y el doctor dice que es covid y me enseña las radiografías: se le veía como si estuvieran estrellados los pulmones, invadidos, era neumonía, tenía fibrilaciones”.

Contó que su esposa salió positiva y se la llevaron a internar a la clínica 180 del IMSS en Guadalajara. “Queda internada en calidad de crítica a grave casi casi para intubarla. Dura casi 15 días en el hospital, sale y estuvo 14 días en la recámara. Yo dormía con ella y no me contagié”.

Comentó que él tenía la posibilidad de vacunarse en Estados Unidos, pero aún dudaba.

“Ella trabajaba en mi oficina (un despacho de abogados) y tiempo después mis trabajadores se contagiaron todos y yo seguía igual y yo estaba entre vacunarme y no vacunarme”.

  • La infección en una familia de vecinos lo hizo cambiar

Pero cuando se sintió pendiendo de un hilo fue cuando supo lo que ocurrió con la familia de sus vecinos cercanos en agosto del año pasado.

La pesadilla por la que pasó esa pareja de adultos mayores con dos hijos lo hizo replantearse aplicarse la vacuna:

“Yo cambio de opinión por unos vecinos que están casados y tenían dos hijos, uno de 25 años y otro de 32, el primero muere por complicaciones de COVID y al de 32 le quedan muy dañados los pulmones y aún usa oxígeno. Los padres ya estaban vacunados y no se complicaron”.

“Eso fue en agosto de 2021 y en septiembre yo me vacuné en California. Porque son diabéticos y era obvio que debían tener una consecuencia peor, se contagiaron los cuatro y ellos quedaron bien”.

Se vieron más afectados los jóvenes, dijo, porque a ellos aún no les tocaba vacunarse.

  • "Vacunarme fue una correcta decisión"

Comentó que antes se resistía a recibir la vacuna porque en su grupo de abogados había gente en contra y gente a favor, pero ahora supo que fue “lo correcto”.

“Que se vacunen porque para mí ya hay certeza que tiene beneficios y no te perjudica”.

Se dio cuenta, aseguró, que "el virus está muy cerca" y no quiere que le toque a él.

“Me tocó que en el Colegio de Abogados algunos también fallecieron, estuvimos en videoconferencias, en juicios y ahora ya no están, se veían muy bien, muy sanos, incluso más jóvenes que yo y es sorprendente porque pega psicológicamente y te deja en un estado de shock”.

Temas

Lee También