Miércoles, 01 de Febrero 2023

El Tepeyac, centro de culto de antiguos mexicanos antes de la Virgen de Guadalupe

Virgen de Guadalupe. Los antiguos mexicanos acudían al mismo sitio a venerar a Tonantzin Coatlicue, 9 días antes de la llegada del Solsticio de Invierno

Por: Óscar Ernesto Álvarez Gutiérrez

Aun cuando pocos lo sepan, los fieles que asisten a la Basílica de Guadalupe, peregrinan en los mismos días en los que los ancestros prehispánicos veneraban a la Tonantzin Coatlicue. EL INFORMADOR / O. Álvarez

Aun cuando pocos lo sepan, los fieles que asisten a la Basílica de Guadalupe, peregrinan en los mismos días en los que los ancestros prehispánicos veneraban a la Tonantzin Coatlicue. EL INFORMADOR / O. Álvarez

La Virgen de Guadalupe es un símbolo de México y su celebración, el próximo lunes 12 de diciembre es una fecha importante para millones de mexicanos que asisten de manera religiosa a su santuario, ubicado en el Cerro del Tepeyac, en la Ciudad de México (CDMX); y aunque pareciera se originó por el culto a la "Morenita", lo cierto es que antes de su aparición, los antiguos mexicanos acudían al mismo sitio a venerar a Tonantzin Coatlicue, nueve días antes de la llegada del Solsticio de Invierno.

Desde hace tiempo se reconocen que son muchas las similitudes entre la Virgen de Guadalupe y Tonantzin Coatlicue o Señora de las Faldas de Jade, deidad femenina en la tradición antigua.

En la lengua náhuatl se utilizan diversas metáforas y las faldas de jade son una referencia a las cordilleras y a las montañas, con lo que Tonantzin es la madre tierra y las peregrinaciones que hacían los ancestros prehispánicos eran para agradecer las cosechas del año y pedir bendiciones para las siguientes.

Tonantzin Coatlicue es la madre de Huitzilopochtli, deidad que representa la fuerza de voluntad y la guerra, y al igual que la Virgen de Guadalupe, quedó embarazada por vía divina.

El Cerro del Tepeyac, adoratorio antiguo a la madre tierra o Tonantzin

El Cerro del Tepeyac, ubicado al norte de lo que antes fuera la Gran Tenochtitlán, todavía es un observatorio astronómico natural, pues desde su cima cualquier persona puede ver las estrellas y apreciar los cambios de estación, pero en particular, regala a la gente el momento en que el Sol aparece detrás de los volcanes en el Solsticio de Invierno.

Antes de la aparición de la Virgen de Guadalupe, las personas rendían culto a la madre tierra o Tonantzin todos los días del año, pero había fechas particulares para llevarle ofrendas, como .

Similitudes entre la Virgen de Guadalupe y Tonantzin

En cuanto a las similitudes de la Virgen de Guadalupe con Tonantzin, mediante una observación de la imagen católica, el manto color jade tiene estrellas, que sería representación de los 400 surianos, hermanos de Coyolxauqui (Luna).

Asimismo, a los pies de la Virgen de Guadalupe está la Luna, o sea la Coyolxauqui, mientras que el resplandor que la rodea podría ser la luz radiante de Huitzilopochtli (Sol), aunado a que en ambas historias, las dos deidades fueron perseguidas por llevar la vida de alguien especial en su vientre.

De esta forma, en la actualidad las personas van a visitar a la Virgen Morena, sin embargo, aun cuando pocos lo sepan, los fieles peregrinan en los mismos días en los que los ancestros prehispánicos veneraban a la Tonantzin Coatlicue, por lo que en cierta forma se mantienen vivas las raíces ancestrales mexicanas en los recorridos al Cerro del Tepeyac cada 12 de diciembre. 

OA

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones