Miércoles, 19 de Junio 2024

Las auroras se crearían de la misma forma en todo el sistema solar

Así lo revela un estudio en base a los datos arrojados por el primer acercamiento de una sonda a Mercurio

Por: EFE

Representación artística de la misión BepiColombo de la ESA/JAXA, que realizó su primer acercamiento a Mercurio. EFE/ T. Roger/ Europlanet.

Representación artística de la misión BepiColombo de la ESA/JAXA, que realizó su primer acercamiento a Mercurio. EFE/ T. Roger/ Europlanet.

Un equipo de expertos estableció que los mecanismos que provocan las auroras en la Tierra pueden ser los mismos en todo el sistema solar, según revelaron datos del primer acercamiento de la sonda BepiColombo a Mercurio.

BepiColombo es una misión conjunta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) que partió hacia el planeta más interno del sistema solar en 2018 y en octubre de 2021 hizo el primero de los sobrevuelos previstos.

La investigación,  que publica hoy Nature Communications, indica que las auroras de la magnetosfera del sur de Mercurio son similares a las que se ven en la Tierra y en Marte, por lo que el mecanismo puede ser universal en todos los planetas de nuestro vecindario solar.

Los datos de la sonda fueron estudiados por un equipo encabezado por Sae Aizawa del Instituto de Investigación en Astrofísica y Planetología (IRAP), que ha comprobado cómo los electrones que llueven sobre la superficie de Mercurio pueden desencadenar auroras de alta energía.

"Por primera vez, hemos sido testigos de cómo los electrones se aceleran en la magnetosfera de Mercurio y se precipitan sobre la superficie del planeta", indicó Aizawa.

Aunque la magnetosfera de Mercurio es mucho más pequeña que la de la Tierra y tiene una estructura y una dinámica diferentes, "tenemos la confirmación de que el mecanismo que generan las auroras es el mismo en todo el sistema solar", agregó.

Las auroras terrestres se generan por las interacciones entre el viento solar, una corriente de partículas cargadas emitidas por el Sol, y una capa superior de la atmósfera terrestre cargada eléctricamente, denominada ionosfera.

Como Mercurio sólo tiene una atmósfera muy delgada, llamada exosfera, sus auroras son generadas por el viento solar que interactúa directamente con la superficie del planeta. Durante su primer sobrevuelo de Mercurio, Bepicolombo se acercó hasta 200 kilómetros por encima de la superficie del planeta.

Las observaciones realizadas por la sonda permitieron ver simultáneamente, por primera vez, diferentes tipos de partículas cargadas procedentes del viento solar en las proximidades de Mercurio.

La magnetosfera de Mercurio, la región alrededor del planeta dominada por su campo magnético, se sabe que experimenta reconfiguraciones rápidas, que ocurren después de la reconexión magnética con el viento solar, con procesos similares a los observados alrededor de la Tierra, Júpiter, Saturno y Urano.

Sin embargo, el conocimiento sobre los ciclos de reconfiguración se ha limitado a las observaciones de naves espaciales de la magnetosfera del norte de Mercurio, por el tipo de partículas y por el rango de energía detectado.

Los autores estiman que, a pesar de las diferencias en la estructura y dinámica de las magnetosferas planetarias, las inyecciones de electrones y la posterior deriva dependiente de la energía son un mecanismo universal observado en todo el sistema solar.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones