Lunes, 28 de Noviembre 2022

Enrique Krauze: "La cultura es un antídoto ante el monólogo del poder"

En entrevista, el historiador da cuenta de su mundo a través de su reciente libro: “Spinoza en el Parque México”

Por: El Informador

El historiador, ensayista e intelectual mexicano presentará su nuevo libro durante la FIL. EL UNIVERSAL

El historiador, ensayista e intelectual mexicano presentará su nuevo libro durante la FIL. EL UNIVERSAL

Dando seguimiento al diálogo que ha mantenido con figuras de su familia, maestros, colegas, amigos y autores fundamentales, el historiador mexicano Enrique Krauze va tejiendo su biografía intelectual a través de la conversación con su amigo José María Lassalle para, de esa forma, forjar el libro que, bajo el título de “Spinoza en el Parque México” (Tusquets Editores, 2022), ha visto la luz hace algunas semanas y da cuenta de una vida dedicada a comprender el mundo.

Ahora, las más de 700 páginas de estas memorias son disfrutables porque fluyen gracias, en buena medida, a que el formato elegido para contarlas fue la conversación; en entrevista con EL INFORMADOR, Krauze comparte que “Lassalle tenía la idea de escribirlas y yo le dije que lo hiciera, bajo su cuenta y riesgo; lo que podía hacer era conversar con él y un día me puso la grabadora, y empezó a hacerme preguntas tan provocativas e interesantes, que me evocaron de pronto cosas de mi niñez, de México. Y me di cuenta que esas conversaciones se parecían a las que había tenido a lo largo de mi vida con mi abuelo y después con los abuelos intelectuales de México —Cosío Villegas, Gómez Morín y tantos otros—, y en mi familia se tenía la costumbre de conversar vidas e ideas, lo que fue uno de los pilares de mi obra: la historia oral. Así, de pronto, alrededor de mis setenta años me encontré con un interlocutor que hacía conmigo lo que hice con mis mayores. Y me pareció buena idea grabarlas”.

Ahora bien, en lo que se refiere a la factura del libro, que fue trabajando Lasalle para estructurarlo, reescribirlo, armarlo, “me di cuenta que para hablar de autores que a uno lo marcaron, la primera persona era pesadísima. Es algo antipático. La flexibilidad y cordialidad que da la conversación, noté, era algo natural; y de ese modo, el género llamó al libro”.

El historiador enfatiza que “la conversación permite los matices; sin ella habría podido incurrir en algo que me parece horrible: el monólogo, que es el género de la dictadura. El diálogo y la conversación son los géneros de la democracia”.

Materialidad de la vida

En este sentido, el tono en que se relata “Spinoza en el Parque México” puede calificarse como entrañable y, asimismo, ocupado en la materialidad de lo cotidiano que nutre las ideas; cuenta el historiador que “conviví, en la empresa de mi padre, con los obreros, y era de todos los días, con ellos iba a la lucha libre o el box; las crisis financieras de esas empresas también fueron experiencias importantes. Todo eso me hizo consciente de la necesidad de vivir de manera independiente y no depender del Estado, algo que a un intelectual lo limita mucho”.

Por ello, “la forma de ganarse la vida”, continúa Krauze, “determina cómo actúas, con qué carácter o grado de independencia miras el mundo. Yo siempre tuve reservas respecto del poder en México, por eso quise estudiarlo. Tan importante como qué lees o piensas o con quién hablas, es cómo te ganas la vida”.

A lo anterior, claro, se suma “la emotividad”, destaca el escritor, “y es que mi abuelo era sastre, aunque forjó también una biblioteca en ídish que conservo, pero también caminábamos por el Parque México, cerca de su última casa, y en mi juventud hablábamos de Spinoza, el filósofo que negó la existencia de un dios personal pero propuso la idea de uno que era la inabarcable naturaleza (de la que somos parte); él me explicaba eso, y me hizo ver la importancia de la tolerancia y la libertad en el pensamiento. Fue una buena escuela personal y sentimental; por eso le escribí un poema cuando murió, y no soy poeta, pero al terminar este libro lo encontré entre mis papeles y ‘Spinoza en el Parque México’ es su título”.

Magisterio de libros y autores

Para Krauze, entonces, esta “historia intelectual” tiene sus raíces en “esas conversaciones” con su abuelo; “toda mi familia apreció la libertad que encontraron en este país; y no sólo la de expresión, creencia o movimiento, yo diría que también la de ser, porque ser judío se volvió una imposibilidad en algunos países de Europa. Por eso la libertad la valoro mucho. Pero digo en el libro que habito los márgenes, porque no soy muy religioso, lo mío es la lealtad a una tradición, a un pueblo y a mis antepasados, pero no dejé que ese espíritu tribal me definiera; preferí salir a los márgenes, porque quería pertenecer a México, ser un mexicano que diera algo al país de lo mucho que recibí. Y toda mi obra se orienta hacia este país”.

Y en términos formativos, la vida del historiador ha sido afortunada, marcada por figuras intelectuales de innegable importancia en el pasado siglo: Luis González y González, Daniel Cosío Villegas, Octavio Paz y Gabriel Zaid, son los más cercanos; pero hay muchos más, aunque agregaría el magisterio de los libros que me importaron, y esa biblioteca no se forjó de manera azarosa o predeterminada, tenía un orden que se reveló después: comprender al siglo XX, el siglo del totalitarismo nazi-fascista; el de las revoluciones rusa, china y cubana; el totalitarismo soviético. Al lado de eso, la lucha en favor de la libertad”. Estos fenómenos, aclara Krauze, “tocaron a mi familia, que fueron simpatizantes del socialismo; y por eso leí a determinados autores y en el libro se conversa acerca de ellos, por qué los leí, cómo los entendí. En el fondo, mi interés fue recuperar a ese joven que fui”. Finalmente, el autor reflexiona que en tiempos en los que “la política entra por todas las rendijas empobreciendo a las personas y a la conversación… Cuando eso pasa, la inteligencia queda mermada porque la libertad está afectada. Y esto lo estudió Orwell mejor que nadie: donde entra el poder total, está dañada la imaginación. De ahí la importancia de Spinoza, que reivindicó la libertad de pensamiento. Así, queda la afirmación de que la cultura es un antídoto ante el monólogo del poder”.

 

Agéndalo

Presentación del libro “Spinoza en el Parque México”, en la FIL; sábado 26 de noviembre, de las 17:00 a las 17:50 horas, en el Salón 6, planta baja, Expo Guadalajara.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones