Jueves, 16 de Septiembre 2021

Ian Martin, un debut fílmico y ambicioso

Con “Fantasmas y la última pesadilla” el cineasta de 24 años se rodea de talento para desarrollar una técnica visual distinta a lo que estamos acostumbrados en el cine mexicano
 

Por: Norma Gutiérrez

Ian martin. Su objetivo es poner al cine mexicano en un nivel más avanzado de producción. EL INFORMADOR • F. Atilano

Ian martin. Su objetivo es poner al cine mexicano en un nivel más avanzado de producción. EL INFORMADOR • F. Atilano

TALENTO. Susana Zabaleta es la protagonista del largometraje de Ian Martin. EL INFORMADOR • F. Atilano

TALENTO. Susana Zabaleta es la protagonista del largometraje de Ian Martin. EL INFORMADOR • F. Atilano

Salir de los convencionalismos y llevar al cine tapatío a un nuevo nivel es parte de las propuestas con las que Ian Martin realiza “Fantasmas y la última pesadilla”, su ópera prima en largometraje que lo presenta ante la industria cinematográfica de México con una historia que, además de explorar una narrativa entre el terror y la comedia, pone en práctica una producción que da prioridad a la tecnología y la optimización de recursos durante la filmación y la post-producción.

Con 24 años de edad y egresado de la Universidad de Guadalajara y de la New York Film Academy, Ian Martin realiza el rodaje de “Fantasmas y la última pesadilla” en Guadalajara, con un equipo de producción encabezado en el elenco por la actriz Susana Zabaleta, la compañía CM Films y Guanamor, guion de Eduardo Espíndola y el diseño de producción de Karla Castañeda.

“Creo que está la responsabilidad con la audiencia como artistas, de contar cosas nuevas, traer siempre cosas frescas al público de nuestro país, este fue uno de los objetivos desde que empezamos a escribir la película, salirnos de la burbuja de lo que se hace en nuestro país y enseñarle a la gente que podemos hacer cosas diferentes”.

Con el objetivo de concluir las filmaciones el 3 de junio y poder llevar la película a cartelera en 2022, Ian Martin comparte la tecnología que están utilizando a través del “Virtual Production”, dinámica que desde hace un par de años aplican estudios y productoras internacionales como Disney, con la que se moderniza la técnica del “green-screen” o “matte paintings” y que Ian Martin resalta de la época dorada de Hollywood, en donde las locaciones exteriores son reemplazadas ahora por pantallas LED que permiten diseñar digitalmente y controlar por completo los escenarios utilizados para cada escena.

“Es la técnica de producción virtual, que empezaron a implementar proyectos muy ambiciosos de Hollywood como en ‘The Mandalorian’ o ‘Avengers’. Es como lo que se hacía antes Hitchcock y todos estos grandes directores del cine clásico hollywoodense, que ponían matte paintings, pinturas como fondos afuera de las ventanas, si querían un paisaje ponían una lona increíble, eran artistas quienes dibujaban, se usaba mucho en el cine de los años 40 y 50. Es lo mismo, pero en lugar de tener una lona o un cartel enorme para tu fondo, ahora lo tienes en digital, son pantallas LED generando fondos virtuales que tienen incidencias con la luz en la acción que tienes, puedes animar cosas, es también como la sustitución de la pantalla verde”.

Además del “Virtual Production”, Ian Martin resalta la participación que la animadora y directora Karla Castañeda tendrá como directora de producción, con la creación de escenarios físicos que complementarán el desarrollo digital de la película con modelado 3D e iluminación.

“Conocí a Karla cuando produjo su último cortometraje de stop-motion, empezamos a tener una bonita relación como profesionales dentro de la industria, coincidimos en muchas cosas como en el festival de cine, lo que se hizo con Guillermo del Toro en la exposición de sus monstros. Le extendí la invitación para que fuera la diseñadora de producción. Ella hizo todo el diseño de los escenarios y escenografías que tenemos ya reales, además de todo el trabajo de animación en stop-motion, que es su fuerte, que tendremos en la película”.

Los retos

Ian Martin recuerda que su familia fue clave para tener una niñez cercana al arte, factor que fue clave en su gusto por la creatividad y especialmente en el cine, en donde considera que México tiene gran potencial con las nuevas generaciones que también buscan descentralizar la generación de producciones en la capital del país y detonar a otros estados y ciudades, como Guadalajara, como epicentros para la filmación y desarrollo de nuevas propuestas audiovisuales.

“Otro objetivo más enfocado hacia la industria y a nosotros como cineastas y profesionales es descentralizar la industria, descentralizar cómo se filma, descentralizar las producciones de incentivos fiscales en Ciudad de México, empezar a hacerlo diferente, con el apoyo de otras empresas y recursos fuera de la capital”.

La experiencia de Ian Martin ante las cámaras no es nueva, pues en Guanamor impulsó su carrera como director de videos musicales de artistas como María Barracuda, Erik Rubín, Fanko y la banda Jotdog, con la que empezó a explorar el formato del “Virtual Production”.

“Cada vez que hacíamos un video en Guanamor era subir de nivel, ponernos el reto. Nosotros como creativos y con el apoyo de Guanamor empezaron a invertir en traer nuevas tecnologías para poder hacer videos musicales de mejor calidad. Eso a mí me ayudó muchísimo, porque aprendí nuevas herramientas que son tecnologías de nivel, que se están utilizando en Disney. Es un súper privilegio, porque aquí en el país muy pocos directores lo saben usar. Con la prueba y error, decidí que sí se podía hacer esta película, me siento capaz de usar tecnología, sabemos nuestras fortalezas”.

Ian Martin explica que si bien “Fantasmas y la última pesadilla” no se pensó originalmente en ser filmada con el “Virtual Production”, la capacidad de apertura de las productoras y la iniciativa privada permite que estas tecnologías ya sean una realidad en México, lo que lleva a directores debutantes como él a explorarlas por completo para enfrentar nuevos desafíos creativos.

“Creo que el reto es la atención al detalle, porque debe ser súper importante. En un video musical grabas dos días y puedes componer mucho en la edición y post-producción si algo no te salió bien, todo se puede arreglar y más porque lo haces al agrado del artista, y en una película es otra cosa, es el detalle y la atención que tienes que tener a la historia que escribiste, que es tuya, tienes que complacerte a ti mismo como creador, de eso no nos enseñan , de esa disciplina personal, ponerte los pantalones delante de todo el crew”.

TECNOLOGÍA. El largometraje presenta tintes de terror y comedia, pero bajo una técnica innovadora. ESPECIAL

TOMA NOTA

¿De qué trata?

“Fantasmas y la última pesadilla”, protagonizada por Susana Zabaleta, Ricardo Fastlicht, Giuseppe Gamba (“Cindy La Regia”), Marilyn Ricaño, Facundo y María Barracuda, entre otros, llevará al espectador a una historia en la que coinciden un grupo de personajes excéntricos que, divididos en diferentes épocas se ven relacionados por un fantasma que los llevará a diversas situaciones terroríficas, pero también con bastante comedia.

JL

Tapatío

Temas

Lee También