Viernes, 17 de Mayo 2024
Estilo |

¿Cómo conseguir dormir bien en una noche calurosa sin aire acondicionado?

Algunos trucos para hacer disminuir la temperatura de los dormitorios

Por: G. Solano

Pijamas y sábanas de tejidos naturales son aliadas contra el calor. UNSPLASH/Danny G

Pijamas y sábanas de tejidos naturales son aliadas contra el calor. UNSPLASH/Danny G

Para muchas personas el calor es incómodo en sí mismo, las pone de mal humor y les impide concentrarse, causa sudoración y, de noche, les dificulta conciliar el sueño.

Más allá de la percepción personal, hay factores objetivos que explican esa molestia imprecisa que afecta a muchos en la primavera, pues la temperatura incide en diversos procesos de nuestro cuerpo, incluido el ciclo sueño-vigilia.

El enfriamiento ambiental que generalmente ocurre al ocultarse el sol es un indicador que prepara a nuestro cuerpo para dormir, e incluso la temperatura en la parte central de nuestros cuerpos disminuye ligeramente, lo que también ayuda a inducir y mantener el sueño. Cuando las altas temperaturas persisten durante la noche nuestro cuerpo debe esforzarse para enfriarse, lo que hace a través de la sudoración, que implica un trabajo fiosiológico a la hora en que se quiere descansar, con la consecuente incomodidad de la humedad. Estos factores son suficientes para dificultar dormir o mantener el sueño.

Para contrarestrar estos efectos y tener un mejor descanso se puede echar mano del aire acondicionado o, en su defecto, de ventiladores, que aunque no reducen la temperatura sí hacen circular el aire y favorecen la evaporación del sudor o hasta pueden impedir que se genere, pero si no se cuenta con estos artículos todavía hay algunos trucos que pueden ser de utilidad:

Cerrar cortinas ventanas y cortinas en las horas de sol

Si no hay viento, lo mejor es mantener las cortinas y ventanas del dormitorio cerradas para así mantener la temperatura de la sombra. Por la noche será hora de abrirlas para ventilar y aumentar el fescor.

Apagar luces y aparatos eléctricos

Aunque normalmente sean imperceptibles, cualquier electrónico que está conectado a la corriente está consumiendo energía y, por lo tanto, generando calor. Desconectarlos por la noche puede hacer que disminuya la temperatura de la habitación donde se duerme.

Dormir cerca del suelo

El calor de un espacio cerrado tiende a subir, por lo que elegir un lugar bajo para descansar puede hacer una diferencia en la percepción del calor. Algunos incluso suelen hacer un tendido en el piso, con lo que aprovechan el rápido enfriamiento de las losas, mucho más efectivo que el de las sábanas y colchones.

Usar ropa de cama de tejidos ligeros

Telas transpirables como el algodón ayudan a una mejor ventilación del cuerpo y evaporación del sudor; sábanas de tejodos naturales resultan efectivas con el mismo propósito.

Buenos hábitos nocturnos

Además de los consejos anteriores, resulta benéfico evitar comidas pesadas o picantes antes de ir a dormir, mantenerse hidratado durante el día y tomar una ducha con agua templada justo antes de ir a la cama.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones