Sábado, 01 de Octubre 2022

LO ÚLTIMO DE Estilo

Estilo |

El Civic 2022 se cuelga la medalla de oro

La marca japonesa trae a México la undécima generación del popular auto y ahora contiene más novedades tecnológicas; inicia sus ventas el 9 de agosto

Por: Mario Castillo

Lo manejamos y en él exploramos las nuevas sensaciones de su tren motriz, el cual sobresale por incorporar el modo de manejo “Sport”. El auto es fabricado en Canadá. EL INFORMADOR/M. Castillo

Lo manejamos y en él exploramos las nuevas sensaciones de su tren motriz, el cual sobresale por incorporar el modo de manejo “Sport”. El auto es fabricado en Canadá. EL INFORMADOR/M. Castillo

Hemos llegado a la generación número 11 del Civic, un auto icónico para Honda y que en México tiene muchos adeptos, sin duda. Por esto, la marca oriental lo trae a nuestro país con tres versiones, dos motorizaciones y una larga lista de tecnologías orientadas al confort y la seguridad, entre muchas otras cosas que vienen a darle un vuelco a este coche para impulsarlo entre los líderes en su segmento y colocarlo como uno de los abanderados del futuro que ya está a la vuelta de la esquina, con un manejo semi-autónomo nivel 2, por ejemplo.

Pero vamos por partes. El diseño exterior nos muestra un coche que gana en personalidad, que atrae elementos de sus antepasados pero con líneas propositivas y otras que se adecuan al actual lenguaje de diseño de la marca. Pudimos echar un vistazo a las versiones que inician en la i-Style, la intermedia Sport y la tope de gama Touring (disponibles en 7 colores y con rines que en el más equipado tienen medida 235/40/R18 con llantas Goodyear).

Sin embargo, en este primer contacto con el producto pudimos explorar lo que contiene la versión Touring. Tenemos elementos como faros con Led y luces automáticas altas (Auto High Beam) y calaveras Led (estas últimas con filamentos que le dan un aspecto más atractivo). Por otro lado, al tratarse de una nueva carrocería cuenta con una mejor rigidez estructural, que se nota en el manejo y del cual abundaremos más adelante. Los cambios más interesantes vienen del pilar “A” que fue retraído en 50 milímetros y la posición de los retrovisores ahora están montados sobre la puerta, eso mejora el ángulo de visión periférica; a lo ancho ganó algunos milímetros, lo mismo que en la altura al piso y una mayor distancia entre ejes que mejora la habitabilidad interior.

Pasando al interior, pero comenzando con la parte posterior tenemos una cajuela que tiene apertura remota y se despliega completamente en la versión Touring, su capacidad es de 408 litros (en i-Style y Sport es de 419 litros, tras ganar el espacio que ocupan las bocinas Bose en el Touring). Por cierto, sobre la cajuela el diseño tiene una especie de “cola de pato”, que hace la función de alerón.

En cuanto al habitáculo tenemos en esta versión, en la banca posterior, elementos como un descansabrazos central y dos tomas de corriente USB. Agarraderas en el techo y revisteros en los respaldos de los asientos delanteros, anclajes Isofix para sillas de bebé, pero como punto débil no hay salidas de aire acondicionado. El espacio es holgado para tres personas, incluso de hasta 1.90 metros de altura, por lo que este abundante lugar se aplaude.

Pasamos adelante y contamos con asientos muy cómodos, que en la versión Touring son de piel, además de contar con un esqueleto que permite tener mayor confort, algo ideal para viajes largos gracias a unos estabilizadores en la espalda baja, mejor soporte en las piernas, entre otros. Para el conductor tenemos ajuste eléctrico de ocho vías.

La pantalla táctil es de 9 pulgadas, con un sistema operativo intuitivo, con Android Auto y Apple CarPlay inalámbrico, y en todas las versiones está disponible. Además, dos puertos USB (uno de carga y otro para transferencia de datos) y tapete de carga inalámbrica para un smartphone de hasta 7 pulgadas de tamaño.

Lo primero que llama la atención al mirar el interior, viene del tablero estilo panal y recto. Con manijas de las salidas del aire acondicionado (A/C) que se ajustan como un joystick. El A/C dual está disponible en las versiones Turbo (y en la de motor aspirado, solamente A/C automático). Un detalle muy padre viene de la consola central, con un “Easter egg” en el portamonedas, donde se aprecia el auto en el que se inspiró el aspecto del tablero de panal en la undécima generación, es decir, el Honda Civic de tercera generación.

Detrás del volante está el clúster de instrumentos digital con 10.2 pulgadas (de 7” en el i-Style y Sport), el cual es completamente configurable en la versión Touring, desde el volante, donde podemos controlar elementos del sistema de audio, alertas y computadora de viaje. Lo nuevo viene de la alerta de conducción del conductor (que nos recomendará cambiar de conductor debido a un manejo errático), el monitor de los cinturones de seguridad en las cinco plazas y, se puede activar o desactivar algunas funciones del nuevo “Honda Sensing”, una suite que exploramos a la hora de conducirlo.

Con el “Honda Sensing” la marca mira al futuro tecnológico tanto de manejo como de seguridad en el trayecto. EL INFORMADOR/M. Castillo

Acompañamiento tecnológico en el manejo

En el Civic 2022 pudimos probar un poco de todas las situaciones que podemos encontrar en el día a día en las ciudades. Gracias al “Drive Mode” podemos elegir entre “Econ”, “Normal” y como novedad se integra el “Sport”, con notorios cambios en el comportamiento del auto. Estos se activan desde la zona de la palanca de la transmisión, junto al interruptor del freno de mano eléctrico y el “Brake Hold”.

Gracias al “Honda Sensing”, como ya lo hemos mencionado en esta reseña, aporta una serie de sistemas que colaboran en la seguridad mientras manejamos y eso se nota realmente con una constante alerta de sus funciones, que no son intrusivas, y que nos hacen sentir más seguros. Por ejemplo, en la situación de tráfico pesado, por avenida Lázaro Cárdenas, el auto reaccionó milisegundos antes que nosotros para frenar automáticamente el coche y evitar una colisión, todo sucede en un parpadeo con el Sistema de mitigación de colisión con frenado (CMBS), además estamos protegidos por 6 bolsas de aire, con tecnología de última generación como el despliegue de la del copiloto con tres compartimientos para evitar que la cabeza tenga rotación, mientras que en la bolsa del piloto atrapa de mejor forma la cabeza. Luego, en carretera, exploramos el Low Speed Follow, que hace la función de seguimiento al activarlo desde el volante, y el Lane Keeping Assist con Lane Departure Warning, que nos ayuda a mantener el auto dentro del carril.

Este último, junto con el Sistema de mitigación de salida de carretera, además del Control de velocidad crucero adaptativo con limitador de velocidad personalizable, nos ayuda de mejor manera a la hora de hacer un viaje largo, programando el coche para conducirse a una aceleración constante previamente programada, y que con los otros sistemas se mantenga dentro del carril, e incluso gira automáticamente el volante. Pero, OJO, al ser un sistema de manejo semi-autónomo de nivel 2, estamos hablando de que el conductor siempre debe tener las manos en el volante y no soltarlo, en caso de manejo errático o soltarlo, en pocos segundos aparecerán las alertas para que el conductor tome el control o el auto hará una desaceleración gradual hasta detenerse.

Sensores de estacionamiento, cámara de reversa con tres tipos de ajuste en la visualización y el Lane Watch (cámara que se activa cuando ponemos la direccional a la derecha), complementan el espectro de seguridad durante la conducción y todos los pudimos experimentar en esta pequeña prueba.

Volviendo a los modos de manejo, el “Econ” promete ser más eficiente, mientras que el modo “Normal” nos pone en órbita con el conjunto mecánico que ofrece una cómoda suspensión independiente en ambos ejes, lo que se traduce en una mejor calidad de marcha e incluso insonorización en la cabina. Luego, el modo “Sport” hace sumamente dinámico el desempeño, sacando jugo a ese bloque de cuatro cilindros, 1.5 litros, Turbo, con 176 HP @ 6,000 rpm y un torque de 177 libras-pie y @4,500 rpm (motor disponible en las versiones Sport y Touring, mientras que el iStyle tendrá el motor aspirado L4 de 2.0 litros y 155 HP @6,500 rpm y un torque de 136 libras-pie).

La transmisión es CVT en todas las versiones y en la Touring hace muy buen trabajo, además podemos jugar con las paletas detrás del volante para simular las marchas. Por último, la dirección es suave y precisa, habrá que ver si en la versión Sport se siente diferente, pero en esta Touring tiene toda la vocación de ser cómoda, el frenado cuenta con discos en las cuatro ruedas, ABS y EBD, así como control de estabilidad.

El camino en carretera lo pudimos disfrutar gracias a la alta fidelidad de las 12 bocinas Bose, que por cierto es la primera vez que Honda apuesta por una marca especializada para incorporar en sus autos, con un sonido envolvente, ideal para quienes son más exigentes en este rubro, y que lo ponen a la par de autos como el Mazda 3 Sedán con la misma marca y número de altavoces.

Con todo esto, en el marco de los Juegos Olímpicos que se celebran en la ciudad sede de Honda, en Tokio, podemos decir que la undécima generación del Civic llegó a lo alto del podio y se cuelga la medalla de oro por su manejo, tecnología y ser una apuesta que mira al futuro, aunque esto tenga su precio.

Llega con tres versiones, distintos terminados y motores. EL INFORMADOR/M. Castillo

Más aspectos destacados del Civic 2022 Touring

  • Faros Led de nueva generación, certificados por el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) de Estados Unidos.
  • Cámara en el parabrisas (en la zona del retrovisor) que forma parte del nuevo sistema “Honda Sensing” que colabora con sensores delanteros y traseros.
  • Nuevo diseño de llave con encendido remoto, apertura de ventanas remoto y de cajuela.
  • Cilindro de la llave oculto tras la manija, lo que da un diseño más limpio y de paso dificultando a los ladrones un posible robo.
  • Rines de 18 pulgadas en la versión tope Touring; la intermedia Sport también de 18” con acabado negro brillante y en la básica i-Style con medida 215/50/R17.
  • Cuatro manijas de sujeción en el techo.

TOMA NOTA

Versiones y precios

  • Honda Civic 2022 i-Style: $475,900 pesos.
  • Honda Civic 2022 Sport: $530,900 pesos.
  • Honda Civic 2022 Touring: $579,900 pesos.

Los rivales

Si bien compite con una amplia gama de autos, por tecnología su máximo rival es el Nissan Sentra, otro japonés que ofrece 14 asistencias que mejoran la seguridad mediante el Nissan Intelligent Mobility, aunque con un motor menos potente (145 HP); en este rubro el de Nissan estaría más empatado con un Volkswagen Jetta de 150 HP pero con motor Turbo, como el del Honda Civic 2022. Aunque también levantan la mano el Toyota Corolla y sus 168 HP con un precio que no supera el medio millón de pesos, o el nuevo Kia Forte Sedán 2022 tiene 147 HP en la versión GT Line, también abajo del medio millón de pesos. Y si metemos a la pelea el Mazda 3 Sedán i Grand Touring, éste gana por potencia con 186 HP y una calidad de materiales interiores que el Civic Touring 2022 ha alcanzado, pero en este último promete tener un mucho mejor consumo de combustible que su rival con sede en Hiroshima.

¿Quieres saber más?

Si te interesó esta noticia y quieres saber más, entonces descarga y descubre INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, en donde tenemos contenidos exclusivos, seleccionados por nuestros editores, para darles una experiencia más completa a los lectores.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días.

Si eres suscriptor de EL INFORMADOR tu acceso está incluido, solicítalo al 33 3678-7777.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb
Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones