Miércoles, 24 de Febrero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Memo y Juan

Por: Eugenio Ruiz Orozco

Memo y Juan

Memo y Juan

Puntuales a la cita en el ya conocido café, Perdiendo el Tiempo, se encuentran Memo y Juan quienes, dotados de la estimulante bebida, se aprestan a comentar los últimos acontecimientos de la vida pública y algunos chismecillos que están circulando en los periódicos y en las redes sociales, como el del conocido cantante que, por andar de mano larga, se le apareció, no Juan Diego, sino un celular indiscreto y el tema acabó en llanto...

“¿Por dónde empezamos?” pregunta Memo, “porque el tiempo apremia: solo tenemos tres horas para platicar…” A lo que Juan responde: “Al parecer el tema de mayor importancia sigue siendo el de las vacunas ¿tú qué sabes?” “La verdad poco…” dice Memo, “se dicen tantas cosas que acabamos por no entender nada: hablan de millones de dosis adquiridas de Pfizer, AstraZeneca, CanSino y Sputnik, mucho ruido y pocas vacunas… Por cierto, Juan, ¿ya te anotaste en la lista?” “No. Me gustaría, pero me da desconfianza porque el asunto ya se politizó.” Acota Memo: “Mala onda mezclar la gimnasia con la magnesia. Y de la enfermedad del Presidente ¿qué me comentas?” “Pues lo que dicen los periódicos y las redes, -dice Juan- que no fue COVID, que fue un infarto, puro cuento, uno ya no sabe si creerlo o no, lo que sí sé es que persiste su negativa a usar tapabocas. Por cierto, llama la atención su necedad de impulsar al gobierno de Guerrero al impresentable, Félix Salgado Macedonio, porque no me digas que Mario Delgado es quien decide en Morena... ¡Esa doble moral!... A otra cosa.”.

“En política internacional, ¿ya viste que a los demócratas, a pesar de las ganas que le traían a Trump, en particular, Nancy Pelosi, no les alcanzaron los votos para sujetarlo a juicio de inhabilitación política?… y claro, Trump ya está nuevamente en plan retador... de que la perra es brava…” comenta Memo quien, echándole un sorbo al café, agrega, “Lo que es realmente admirable es el caso de Ángela Merkel, la Canciller de Alemania, quien después de 18 años al frente del gobierno, al despedirse de su encargo, recibió una ovación de seis minutos, ¡seis minutos los políticos y el pueblo le aplaudieron en el Parlamento y en las calles!… Lo que es la congruencia: jamás dejó de vivir en su departamento, no tuvo sirvientes, hizo con su marido las compras semanales y jamás se vio inmiscuida en escándalo alguno. Igualito que aquí…” “Y ¿en otros temas?” inquiere Juan con actitud retadora, “porque ahora resulta que los aspirantes a cargos de representación popular ‘renuncian’ a los partidos que ayer los cobijaron por ‘congruencia’… Lo curioso es que los principios ideológicos ahí están, son los mismos… No tienen abuela... Para ellos lo mismo es Chana que Chona y la lealtad está en la nómina… Valdría la pena obligar a los ‘suspirantes’ a dejar pasar algunos años para postularse por otro partido… ¿cómo la ves?” “Nombres, di nombres… je, je, je…” “¡Ah, qué Memo! ¡Tú quieres que me cuelguen!”.

eugeruo@hotmail.com
 

Coronavirus

Temas

Lee También