Martes, 16 de Abril 2024

La ONU critica el veto Talibán a sus trabajadoras afganas

Anteriormente las mujeres afganas ya tenían prohibido trabajar en organizaciones no gubernamentales, sin embargo, esta prohibición no había llegado a limitar a aquellas que laboran para la ONU

Por: AP .

Desde la llegada al poder en 2001 del Talibán ha impuesto medidas duras hacia las mujeres privándolas de la educación, la oportunidad de trabajar, entre otros derechos humanos básicos fundamentales. AP/ Archivo

Desde la llegada al poder en 2001 del Talibán ha impuesto medidas duras hacia las mujeres privándolas de la educación, la oportunidad de trabajar, entre otros derechos humanos básicos fundamentales. AP/ Archivo

Funcionarios de Naciones Unidas condenaron la decisión del Talibán de prohibir que las mujeres afganas trabajen para la institución.

A pesar de las promesas iniciales de un gobierno más moderado que en su anterior etapa en el poder, el Talibán ha impuesto medidas duras desde su llegada al poder en 2021, coincidiendo con la retirada de las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN del país tras dos décadas de guerra.

Las niñas no pueden estudiar más allá del sexto grado. Las mujeres no pueden trabajar, estudiar, viajar sin un acompañante masculino e incluso ir al parque. Además deben cubrirse de los pies a la cabeza.

Las mujeres afganas ya tenían prohibido trabajar en organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, lo que afecta a la entrega de ayuda humanitaria, pero hasta ahora el veto no afectaba a las que trabajan para la ONU.

El martes, sin embargo, la misión de la ONU en Afganistán expresó su preocupación después de que se impidió que sus empleadas se presentasen a trabajar en la provincia oriental de Nangarhar. El vocero de la ONU, Stephane Dujarric, dijo que se informó a los funcionarios de la agencia de que el veto se aplicaba a toda la nación.

Los voceros del Talibán no estuvieron disponibles de inmediato para realizar comentarios, y las autoridades no han emitido ningún comunicado.

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó enérgicamente la situación de las trabajadoras en Nangarhar.

El relator especial de la ONU para los derechos humanos en Afganistán, Richard Bennett, dijo que la última medida contra las mujeres era "otra grave violación" de sus derechos fundamentales, añadió que iba contra los estatutos del organismo e instó a los talibanes a revertir su decisión de inmediato.

La ONU tiene alrededor de 3.900 trabajadores en Afganistán, de los cuales aproximadamente 3.300 son afganos y 600 extranjeros, explicó. El total incluye también a 600 mujeres afganas y 200 de otros países.

La misión política de la ONU en Afganistán, UNAMA, está dirigida por una mujer, Roza Otunbayeva, ex presidenta y ministra de Exteriores de Kirguistán. Según Dujarric, los talibanes no han tomado medidas en relación con los altos cargos de la institución.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones