Martes, 16 de Abril 2024

Sube percepción de acoso sexual en transporte público

Según la encuesta del Imeplan, el 20% de los usuarios ha sido víctima de este delito, y el 87% de las personas afectadas son mujeres

Por: El Informador

La mayoría de las mujeres que han sufrido acoso sexual a bordo del transporte público en la ciudad, reportan “repegones”, miradas lascivas y acercamientos íntimos. EL INFORMADOR/Archivo

La mayoría de las mujeres que han sufrido acoso sexual a bordo del transporte público en la ciudad, reportan “repegones”, miradas lascivas y acercamientos íntimos. EL INFORMADOR/Archivo

La más reciente encuesta de Satisfacción a usuarios del transporte público en el Área Metropolitana de Guadalajara, impulsada por el Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan), muestra que el porcentaje de personas que dijeron haber sido víctimas de algún delito a bordo del transporte público disminuyó, al pasar de 12.1% en 2021 a 6% en el ejercicio cuyos resultados fueron presentados este mes por el Imeplan, en coordinación con la Secretaría de Transporte. 

La titular del Instituto, Patricia Martínez Barba, dijo que esto representa, en general, una baja de al menos la mitad en cuanto a los usuarios que dijeron haber sido víctimas de este delito. 

Lo anterior también coincide con la baja de denuncias presentadas por robos ocurridos en el transporte público colectivo, que pasaron de 159 en el primer semestre de 2021 a sólo 49 en el mismo periodo de este año. 

Sin embargo, dijo que la percepción de acoso sexual a bordo de las unidades del transporte público subió. Mientras que en el ejercicio realizado en 2021 por el Imeplan, 18% de los usuarios dijo haber sido víctima de acoso en el transporte público, la más reciente encuesta reveló que la cifra ascendió a 20%. Del total, añadió Martínez Barba, el 87% de las víctimas de acoso son mujeres.  

Entre las formas más comunes de acoso sexual vivido por las víctimas fueron la presión genital sobre el cuerpo, conocida como “repegones” (14.2%), seguido de miradas lascivas (9.3%) y acercamientos intimidantes, como pueden ser tocamientos de cintura o hablarle al oído a la víctima, con el 4.9%, aunque también los tocamientos de senos, genitales o glúteos tuvo otro 4.3%. En general, todos estos tipos de acoso tuvieron un aumento en su ocurrencia. 

Al respecto, Martínez Barba explicó que la información ya está disponible, en caso de que la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres (SISEMH), considere necesario crear alguna estrategia o política pública que ayude a identificar y erradicar estas situaciones de violencia a bordo del transporte público. 

Si bien la SISEMH se han enfocado en programas como los Puntos Púrpura en algunos paraderos de transporte público para hacerlos más seguros para las mujeres, y han capacitado al personal operador (incluyendo mujeres conductoras) en apoyo de la Secretaría de Transporte, hasta la fecha no han sumado alguna campaña enfocada al acoso sexual en el transporte público.

No hay campañas para combatir el acoso sexual

La última estrategia enfocada a combatir el acoso sexual en la ciudad ocurrió en abril de 2018, impulsada entonces por el ahora extinto Instituto Jalisciense de las Mujeres, que lanzó la campaña “Expulsemos el Acoso”, que consistía en charlas informativas y entrega de folletos para concientizar a las personas sobre este delito, además de capacitar a los conductores sobre cómo actuar en caso de que ocurriera alguna de estas situaciones a bordo de sus unidades.

Las usuarias del transporte público solicitan herramientas que les brinden más seguridad. EL INFORMADR/Archivo

Mujeres piden botón de pánico y mejorar paradas

Lorena es una joven de 27 años que todos los días sale de su trabajo, ubicado en Santa Tere, alrededor de las 19:00 horas. Aborda el autobús para dirigirse a casa en el cruce de la avenida Américas y la calle Garibaldi. Si por algún imprevisto sale más tarde, se encuentra con la noche y una zona poco transitada, situación en la que no se siente segura.  

Debido a esto le gustaría contar con un espacio más cómodo e iluminado para esperar el camión, además de contar con cámaras o un botón de pánico, ya sea en el parabús o en las unidades, que la hicieran sentirse más segura si algo llegara a ocurrir. 

Según la encuesta con enfoque en perspectiva de género, 27.4% de las mujeres participantes propuso la existencia de un botón de pánico, como en el caso de Lorena, seguido de monitoreos en tiempo real (14.1%), aunque esto sí ocurre, gracias a las poco más de 10 mil cámaras de videovigilancia ubicadas en más de cinco mil unidades del transporte público, monitoreadas desde el centro de monitoreo ubicado en la Secretaría de Transporte. 

Otro de los puntos que las usuarias han considerado que podría mejorar el sistema es el intervenir los paraderos de los autobuses, así como el tener mayor iluminación en los mismos, además de rehabilitar las banquetas cercanas a ellos. 

Una respuesta a lo anterior es el compromiso hecho por las autoridades estatales en la materia, en el cual se pretende intervenir 10 mil 307 puntos de paradas del transporte público (de un total de 12 mil 441) en cuatro etapas, según la demanda, población y rutas: mil 090 se intervendrán en la primera etapa, mil 156 en la segunda, tres mil 493 en la tercera y cuatro mil 568 en la cuarta etapa.

La Línea 3 del Tren Ligero no existía cuando se realizó la última encuesta de este tipo. EL INFORMADOR/Archivo

Preparan la encuesta de Origen-Destino

Un ejercicio que se sumará al fortalecimiento de la operación del transporte público y las distintas formas de movilidad del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) será la nueva encuesta de Origen-Destino, en la cual trabaja el Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan),

La titular del Imeplan, Patricia Martínez Barba, explicó que es una actualización del ejercicio hecho en 2007, y tiene como objetivo conocer cómo se realizan los desplazamientos de las personas en la metrópoli.  

“Es decir, de dónde a dónde nos movemos, por qué motivos, y sobre todo en qué medios de transporte lo hacemos. Lo que nos va a permitir conocer qué porcentaje de personas se mueven en transporte público, en vehículo particular, en bicicleta, entre otros, y los números de viajes que se estiman al día”, explicó la funcionaria. 

Tras 16 años del último ejercicio, podrá compararse cómo ha cambiado la forma de moverse en la ciudad, ante la llegada, por ejemplo, de los taxis de plataforma, de la Línea 3 del Tren Ligero, del Peribús, de la Ruta-Empresa, además de la ampliación de ciclovías. 

“Lo que hemos visto, por ejemplo, es que  había más personas moviéndose en transporte público y a pie, por sobre el auto particular, y la tendencia que estamos viendo ahora en las ciudades es que cada vez hay más gente moviéndose en auto particular, y está dejando de moverse en transporte público”, adelantó Martínez Barba. 

Los resultados servirán para aportar a una mejor planeación metropolitana, en la que participen de manera coordinada los municipios que integran el AMG, y se complementen. 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones