Domingo, 28 de Mayo 2023

“Kahlo sin fronteras”: el mundo personal de Frida

El MUSA presenta imágenes, documentos, archivos de familia y material clínico que adentran al visitante al final de la vida de la artista
 

Por: El Informador

La muestra está conformada por 99 piezas, en el MUSA. CORTESÍA

La muestra está conformada por 99 piezas, en el MUSA. CORTESÍA

El Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (MUSA) ayer inauguró la exposición “Kahlo sin fronteras”, donde el mundo más personal de la artista plástica, Frida Kahlo se pone de manifiesto a través de imágenes, documentos, archivos de familia y material clínico, en aproximadamente 99 piezas.

Según se describe, la exhibición se enfoca en un momento cercano al final de la vida de la reconocida artista mexicana, quien fue paciente del Centro Médico ABC de la Ciudad de México y encontró, a través de la enfermedad, el impulso que le permitió desarrollar su potencial creativo como una opción sanadora.

Al respecto, EL INFORMADOR conversó con la fotógrafa Cristina Kahlo, sobrina nieta de Frida y quien llevó a cargo la curaduría en sinergia con Javier Roque Vázquez. Este proyecto es un esfuerzo en colaboración con el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo. La muestra estará abierta al público a partir de hoy viernes 17 de marzo y hasta el próximo 6 de agosto en la Sala 1 del MUSA.

“Frida estuvo en varias ocasiones en el hospital y en la exhibición hay fotografías de las veces que estuvo hospitalizada. El material recopilado viene de diferentes colecciones, como de Fundación Televisa, o de colecciones particulares, en fin, todo hace como un recorrido por esta parte poco conocida de la vida de Frida Kahlo, que son las hospitalizaciones. Y a través de los documentos, también podemos conocer otros aspectos, como por ejemplo, cuál era su tipo de sangre, están los expedientes cuando le hacen la amputación, que la realiza el doctor Juan Farill. Y todo esto va contando la historia de un personaje que es conocido en su aspecto más folclórico a partir de su ropa y demás, pero aquí estamos hablando de un personaje de carne y hueso”, resalta Cristina.

Esta es la primera vez que se ve la exposición en México, ya había estado en Michigan y otra versión de esta muestra se está presentando en Long Island. “Nos ha ido muy bien con el público, porque (la muestra) de alguna forma presenta a la persona, es muy interesante la exhibición porque hay cartas y a partir de éstas, uno está leyendo la narración del puño y letra de Frida.

Entonces, son documentos que de alguna manera nos llevan a las fuentes primarias de información, que muchas veces no son tomadas en cuenta, y para la gente es muy interesante leer las cartas y ver las imágenes de sus médicos, darles cara a todos estos personajes que formaron parte de la vida de Frida”.

Finalmente, de manera particular y personal, a Cristina le parece que “Kahlo sin fronteras” es una exposición muy conmovedora en muchos sentidos, “porque vemos el deterioro físico de Frida, sin embargo, dentro de todo esto, siento que vale mucho la pena visitarla, porque es una aportación para los historiadores del arte, pero también para los médicos, porque también es una suerte de historia de la medicina, sobre cómo era un quirófano en los años 50, el cual no tiene nada que ver con lo que es actualmente, o el tipo de medicamentos que se le administraban a Frida posiblemente hoy serían diferentes, en ese tiempo también sólo existían las radiografías y no el ultrasonido, que en ese tiempo hubiera visto cosas distintas”. 

Después de su travesía por el MUSA, la exposición se instalará en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo en la Ciudad de México.

La muestra presenta fotos donde se ven imágenes médicas de la época en que Kahlo estuvo hospitalizada. CORTESÍA

Desde un cuarto de hospital...

La exhibición está dividida por núcleos, por ejemplo, el familiar, donde hay fotos de sus padres, de las hermanas y los sobrinos, hay otra área conformada por los médicos con imágenes de ellos, entre los que destacan Juan Farill y Leo Eloesser. Otra parte es la hospitalización donde hay fotografías de la época en la que se encontraba en el nosocomio en Mariano Escobedo en la Ciudad de México, que hoy es conocido como Centro Médico ABC, el cual ya no está en esta dirección.

“Entonces, en ese núcleo hay fotografías de Frida dentro del cuarto del hospital, pero también tenemos las fotos del jardín y del quirófano”. También está un apartado de los expedientes médicos. “Y la última parte se conforma de dos núcleos de fotos, unas que son de Graciela Iturbide, donde hay objetos médicos que se encuentran en la Casa Azul y la otra pieza es de mi autoría, en la cual fotografié las manchas en las batas de hospital de Frida Kahlo, porque la bata no sólo la utilizaba como una prenda de vestir, también para limpiar sus pinceles, cosa que es bastante increíble”.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones