Domingo, 14 de Julio 2024

LO ÚLTIMO DE Cultura

Un viaje con los títeres

El texto dramático de Maribel Carrasco llega al Conjunto Santander de Artes Escénicas para llevarnos a un mundo sembrado de fantasía
 

Por: El Informador

Talento. Miguel Ángel Gutiérrez, director de Luna Morena Títeres, en entrevista desde su taller. EL INFORMADOR/A. Rodríguez

Talento. Miguel Ángel Gutiérrez, director de Luna Morena Títeres, en entrevista desde su taller. EL INFORMADOR/A. Rodríguez

Atención, amantes del arte: “El pozo de los mil demonios” regresa al Conjunto Santander de Artes Escénicas. La producción de Luna Morena se estrenó en 2018, con una nueva dramaturga de la pieza: “Fue una experiencia muy enriquecedora. Maribel Carrasco es una dramaturga con mucha experiencia, con una sensibilidad muy especial. Lleva muchos años en el oficio de escribir, tiene una poética muy particular que creo que empata con la compañía: es una poética oscura, no trata temas superficiales sino que profundiza en los pasadizos de la mente humana”, platicó Miguel Ángel Gutiérrez, director de Luna Morena Títeres y director de la puesta en escena, sobre el proceso de reescritura del texto. La pieza narra el viaje de una niña —la heroína—, que atraviesa los confines de la mente para evolucionar. 

La nueva versión tiene más énfasis en los personajes: “Con una calidad humana mucho más perceptible. Sobre todo la protagonista, trabajamos mucho en ella, sus orígenes, estados de ánimo, las características como niña”. De la estética visual de la puesta en escena, Miguel comentó sus influencias: “Uno de los puntos en los que me basé fue en mi recuerdo de cuando era niño, cómo disfrutaba las películas que tenían títeres… Son títeres con mecanismos que los distinguen de los demás, se les llamó animatronic. La estética de la obra está inspirada en esos personajes. Quisimos hacer personajes fantásticos, no realistas, pero con un tipo de animación y estética muy parecido a lo realista”.

Tras la temporada en 2018, la compañía tuvo más funciones en 2019: incluso la pieza cerró el Festín de los Muñecos con un lleno en la misma Sala 2 del Conjunto: “Siento que la obra ha llevado a mucho público no cautivo: Gente nueva que apenas se está acercando al teatro. Nos propusimos hacer una experiencia sensorial, en el audio trabajamos con un sistema cuadrafónico (con sonidos que provienen de distintos lados de la sala), en la cuestión audiovisual trabajamos mucho. La gente se sorprende, no espera ver esas cosas: creo que todavía estamos prejuiciados como sociedad en torno a los títeres”. 

Del arte de los títeres, Gutiérrez abundó: “El títere tiene dos naturalezas: la plástica y la dramática. La plástica son todas las soluciones estéticas, materiales, técnicas de animación y construcción; y la dramática tiene que ver con las historias, cómo contamos. Queremos enriquecer ambas naturalezas”. “El pozo de los mil demonios” incluye cerca de 15 títeres, con un equipo de trabajo de 20 personas (una decena en escena y otros diez en el equipo técnico).

Rita Basulto hizo las animaciones que se proyectan, además del diseño de los títeres. Cinthia Bordes colabora como asistente de dirección, Chester (Enrique Morales) trabajó en la iluminación, Ricardo Arzola en la proyección de imágenes y Gaby Bautista la sonofonía: “Lo hicimos en el taller de Alejandro Merodio, un músico con mucha experiencia. Gaby es una de las personas más sensibles que conozco, trabajamos desde ‘Canek’, hace diez años. Ella nos enseñó la importancia del sonido en la escena, más allá de la música. Es muy importante en la percepción humana, las sugerencias, el silencio, los ambientes, cómo hacer énfasis en las sensaciones internas”. Ernesto Cano (hijo) es el músico en escena.

Crear nuevos públicos

El director de Luna Morena (que en 2021 cumplirán 20 años como compañía), comentó que la gente todavía se resiste a ir al teatro: “En el teatro se necesita poner atención y reflexionar un poco. Generalmente hay pereza, estamos acostumbrados a tener casi todo, ya no queremos movernos ni de la cama”. Sin embargo, el arte de los títeres puede cautivar fácilmente a los espectadores: “El origen de los títeres tiene que ver con la religión, en todo el mundo. Tiene algo en sí mismo que encierra un misterio que a la gente le llama la atención de una manera muy particular. Me atrevo a utilizar la palabra magia: es algo entre lo religioso y lo mundano. Encierra cosas que con el inconsciente tiene que ver con el miedo, lo desconocido, lo sagrado”.

Arte. Muestra del trabajo que se hace en el taller de títeres de Luna Morena. EL INFORMADOR/A. Rodríguez

De vuelta a casa

“El pozo de los mil demonios” llega al sitio donde se estrenó, un espacio ideal para este tipo de obras, afirmó Miguel Ángel: “El Conjunto es uno de los mejores teatros que he conocido. Hemos estado en más de diez países, presentándonos en teatros importantes, y el Conjunto es un sueño”. Además de las funciones, Luna Morena trabaja en animaciones callejeras (Vía RecreActiva, centros comerciales) para exhortar a la gente a que asista al Conjunto Santander. 

¡Asiste!

“El pozo de los mil demonios” de Luna Morena en el Conjunto Santander de Artes Escénicas, sábado 8 de febrero (17:00 horas) y domingo 9 (13:00 horas), Sala 2. Boletos de 130 pesos a 
300 pesos.

JL

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones