Sábado, 13 de Abril 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

2024

Por: José Rodolfo Castro

2024

2024

Para su siguiente compromiso, el gritón anunciará a Abdul Wahid, el nombre musulmán que asumió Gervonta Davis, en diciembre. El estadounidense es campeón mundial ligero AMB, y considerado por la industria boxística para continuar con la fórmula que inauguró el promotor Bob Arum con Manny Pacquiao, que copio Oscar de la Hoya para aplicarla en Saúl "Canelo" Alvarez.

Abdul Wahid en 2024, tendrá que enfrentarse a un par de adversarios de primerísimo nivel, superarlos de manera convincente y proyectar que en 2025 será el heredero del cambio generacional, la cara del boxeo global.

Y aunque en el boxeo cualquier cosa puede suceder, hay que repetir esta máxima, no se observa hoy a otro exponente que entusiasme a los aficionados con sus exhibiciones como lo hace Wahid, a quien en fila siguen el oriundo de Manchester, Tyson Fury, el estadounidense Terence Crawford, considerado el mejor boxeador kilo por kilo del mundo en la actualidad, pero, lamentablemente, sin el imán natural que tienen con el público el campeón mundial ligero AMB, y el jalisciense Alvarez.

Existe lista de los mejores boxeadores kilo por kilo del mundo, la más reciente la encabeza el citado Crawford, de veras un boxeadorazo, y en la que se leen los nombres de Oleksandr Usyk, ucraniano campeón mundial completo AMB, FIB, OMB, quien no posee la atracción global del "Rey Gitano" Tyson Fury, campeón mundial completo CMB. Ranking que conforman el hondureño estadounidense Teófimo López, Errol Spence Jr., Devin Haney, Shakur Stevenson, estos dos últimos con la posibilidad de demostrar que están hechos para negocios de grandes ligas. El japonés Naoya Inoue, inmaculado campeón mundial súpergallo CMB, FIB, AMB, OMB, ha subido en popularidad por sus espectaculares victorias, sin embargo, para erigirse en leyenda, deberá enfrentar en 2024 a oponentes que le pongan más trabas, y si en el horizonte de los súpergallos no existe ese nombre, tendrá que invadir la división inmediata superior, para desafiar al campeón mundial pluma CMB, el capitalino Rey Vargas, o buscar el enfrentamiento con el tapatío "Divino" Rafael Espinoza.

Hubo una época, primera mitad de los años 1990, en la que Humberto "La Chiquita" González reinaba en la categoría de los minimoscas. Cobraba un millón de dólares por exponer su cinturón mundial. Varias veces lo retó el "Finito" Ricardo López, entonces campeón mundial paja, ambos mexicanos y grandes boxeadores. El asesor de "La Chiquita", Rafael "La Cobra" Mendoza, informó que el nacido en Neza aceptaba el reto, y que "Finito" recibiría por el enfrentamiento pago por 250 mil dólares, cifra que el originario de Ciudad de México considero risible. El encuentro jamás se realizó, porque "La Chiquita" era el taquillero, el negocio, el mandón... Y por ahí estaré atisbando.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones