Jueves, 17 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Violencia: la (i) responsabilidad política

Por: Diego Petersen

Violencia: la (i) responsabilidad política

Violencia: la (i) responsabilidad política

No vaya a ser una inauguración, no digamos de una carretera (hace mucho que no se construye un carretera y las que se arrancan con bombo y platillo nunca se terminan) de cualquier camellón o parque de bolsillo, cuartel policiaco o entrega de patrullas porque ahí están todos, listos para la foto, “informando” desde sus redes sociales, presumiendo que ellos no son como los de antes, porque antes se hacían las cosas como antes, ahora todo es distinto, aunque los medios y los periodistas no quieran ver la gran transformación ni la refundación. Y bueno, sí, en la foto están muchos de los mismos de antes y las obras son de la misma mala calidad de antes (eso sí, no quieran los precios de antes, porque, aunque ya no robamos como los de antes, las obras son más caras que antes). Pero, ¿dónde están esos funcionarios, no los de antes, los de ahora, cuando se trata de dar la cara por la inseguridad?

El fin de semana hubo secuestros y asesinatos en Guadalajara, Tlaquepaque, Jocotepec, Teocaltiche, Zapotlanejo, Tlajomulco. ¿Escuchó usted, vio, leyó a alguno de los alcaldes, casi todos interinos y anodinos, dando la cara por lo que sucede en el territorio que gobiernan o hacen como que gobiernan? La irresponsabilidad política de las alcaldesas y los alcaldes llegó a niveles increíbles. Nada más los de la zona metropolitana son los responsables de las policías, los jefes directos de poco más o menos siete mil elementos que, se supone, deberían responder por nuestra seguridad. No se han enterado, ni quieren enterarse.

¿Y la Policía Metropolitana? Desde inicios del gobierno de Alfaro se cacareó la creación de una nueva policía que sería al mismo tiempo la encargada de la coordinación y una fuerza de reacción. Tres años después brilla por su ausencia; el comisario, Arturo González Valencia, no ha dado la cara, no nos ha informado qué hizo la policía “de reacción” cuando se enteró de la desaparición de tres jóvenes ni qué está haciendo para evitar que se repita. El sistema C5 de videovigilancia sigue sin funcionar. Pasan los meses, se va el presupuesto y el sistema que debió haber detectado a un comando del cartel paseando impunemente por la ciudad con tres jóvenes secuestrados, otra vez, no vio nada. Su director Alejandro Plaza hace como que la virgen le habla. El secretario de Seguridad Pública, Juan Bosco Pacheco, es el jefe de la tropa de la Policía estatal, pero no se  asume como tal. Es él quien debería asumir la responsabilidad política por parte del gobierno del Estado, pero no se le ocurre, porque de hecho nunca ha sido secretario. El fiscal estatal, Gerardo Octavio Solís, es el único que da la cara, aunque sea en conferencias virtuales, pero a estas alturas del partido su desgaste ya es mayúsculo. 

El gobernador Alfaro dijo en Twitter que ¡qué barbaridad!, pero no propuso soluciones. El presidente de la República dice que la Guardia Nacional está apoyando a Jalisco y que ya recomendó a las autoridades locales que no tengan vínculos con los malandros, como si eso solucionara algo.

Todos, cada uno a su nivel, tienen que asumir la responsabilidad política de la seguridad, es la primera razón de ser del Estado. Ni los “abrazos no balazos”, ni las policías de papel o los videos van solucionan el problema.

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También