Domingo, 04 de Diciembre 2022

Tras sismo, confirman que no hubo daños en otros recintos religiosos de la ZMG

El sismo del 19 de septiembre ocasionó afectaciones menores en los templos de San Agustín y la Merced en el Centro Histórico de Guadalajara

Por: Fausto Salcedo

El templo de la Merced tuvo desprendimiento de una de sus columnas. EL INFORMADOR/A.Navarro

El templo de la Merced tuvo desprendimiento de una de sus columnas. EL INFORMADOR/A.Navarro

A la 1 de la tarde con cinco minutos del 19 de septiembre, el Servicio Sismológico Nacional registró un temblor de 6.8 grados de magnitud en la escala de Ritcher -luego confirmado en 7.4- , cuyo epicentro fue al sur de Coalcomán, en el estado de Michoacán. Fue un suceso que llegó de pronto en medio de un lunes de celebraciones tensas y simulacros regidos por la paranoia, y que marcó este día, de una vez y para siempre, como una fecha fatídica en la memoria de los mexicanos.

EL INFORMADOR/A. Navarro

Menos de una hora antes, a las 12: 19 del mediodía, se había celebrado un simulacro a nivel nacional con motivos de prevención, en el que las autoridades destacaron la participación sobresaliente de la sociedad civil, y donde se aseguró que el país estaba preparado para cualquier calamidad imprevisible. Menos de una hora después, las alarmas sísmicas volvieron a resonar, pero esta vez con motivos válidos. En la zona metropolitana de la ciudad de Guadalajara, el sismo ocasionó daños en dos de los recintos religiosos más emblemáticos de la urbe: el templo de San Agustín y el templo de la Merced. 

El Padre Eduardo Gómez Becerra, Coordinador Diocesano de la Comisión de Arte Sacro, confirmó las afectaciones que a su paso dejó el movimiento telúrico en los edificios. En San Agustín, se desprendió una parte de la cúpula de cantera del antiguo templo, que al caer dañó un automóvil que transitaba por la calle Degollado, y que por muchas horas mantuvo la vialidad cerrada. En La Merced, ocurrió un desprendimiento de la columna del atrio, y que del mismo modo dejó la zona acordonada.

El Padre Eduardo Gómez Becerra, prebístero, ingeniero y arquitecto. EL INFORMADOR/ F. Salcedo

Ambos edificios fueron supervisados por un grupo conformado por el Colegio de Ingenieros, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y miembros de Protección Civil y el Ayuntamiento de Guadalajara. Su inspección dictaminó que muchos de los daños que se encontraron eran anteriores al sismo del 19 de septiembre, teniendo en consideración que la construcción de los templos data entre los siglos XVII Y XVIII. "No hay daños estructurales graves ni delicados que pusieran en riesgo el edificio y la integridad de las personas", confirmó el padre Eduardo Gómez Becerra. Ante el veredicto de los expertos, no se cerrarán las puertas de las capillas, y continuarán abiertas al culto, que reciben casi 3 mil fieles los domingos -en concreto La Merced-, y mil 500 visitantes entre semana. 

En cuanto a los daños, la supervisión y restructuración de los mismos es llevada a cabo por la Comisón de Arte Sacro, que propone una tentativa que debe ser aprobada por el el INAH, y una vez obtenido el beneplácito se busca a financiadores del proyecto. De acuerdo con el padre Gómez Becerra, a la fecha no hay modo de saber a qué cantidad económica ascenderá la reconstrucción de los daños que dejó el sismo en estos recintos religiosos. "Eso dependería del proyecto; hasta que se elabore el proyecto se puede dar el presupuesto", indicó. No obstante, aseguró que, basándose en los principios de la restauración, se buscará mantener la esencia original de los edificios. 

¿Qué afectaciones hubo en el resto de Jalisco? 

Las distintas congregaciones religiosas, de la mano de Protección Civil, confirmaron que ningún otro recinto religioso de la ciudad sufrió daños tras el sismo. Aunque el mismo no resultó catastrófico en la zona metropolitana de Guadalajara, sí dejó daños de gravedad en el Sur del estado. No obstante, la Arquidiócesis de Guadalajara no cuenta todavía con los datos de las diócesis restantes de Jalisco para poder dictaminar en qué circunstancias se encuentran los recintos religiosos en el resto de nuestro estado. "De San Juan de los Lagos, de Ciudad Guzmán o de Autlán, no hemos tenido contacto para ver ellos, sobre todo en el Sur de Jalisco,  qué daños pudieron haber tenido". 

El padre Eduardo Gómez Becerra asegura que los templos de Guadalajara cuentan con las medidas adecuadas para proteger a sus fieles de la incertidumbre de los desastres naturales. "Nosotros tenemos un protocolo en las parroquias ante sismos o desastres naturales, ya hay todo un manejo ante las situaciones de riesgo que pudiera haber, sobre todo siempre cuidando la integridad de las personas. Eso es lo primero", dijo. 

FS

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones